Historias románticas (y IV): oh, el amor


No podía ser de otro modo. El Romanticismo adora las historias de amor. Un amor intenso, de por vida, irrefrenable y casi siempre con todo en contra: el mundo, la sociedad, el destino, la muerte. De la imaginación romántica surgieron también las más grandes, las más tristes, las más desesperadas, las más inolvidables, historias de amor. Pero amor con mayúsculas.




Y así, el mismo escritor que en su Fausto nos contaba la desdichada historia de un hombre que vendía su alma al diablo, el alemán Goethe, en Las penas del joven Wherter nos contó la también desdichada historia de un joven irremediablemente enamorado de una mujer a la que no podrá jamás conseguir.

La novela tiene forma epistolar: está constituida por las cartas que el joven protagonista, Wherter, un artista de carácter sensible y apasionado,  escribe a su amigo Guillermo. Wherter se ha trasladado desde la ciudad a un pequeño pueblo en el que una noche se enamora de Charlotte, joven que vive dedicada al cuidado de su hermanos tras la muerte de su madre, pero que está comprometida con Albert, once años mayor que ella. Tras un tiempo de amistad con la pareja, Wherter decide irse, y desde fuera sentirá el dolor de conocer la boda entre Charlotte y Albert. Pero regresa, y frecuenta la compañía de la joven, a la que besa. Ella le pide que se aleje, y él, consciente de lo insostenible de la situación, e incapaz de herir a otra persona, decide suicidarse: escriibe una carta de despedida, le pide a Albert dos pistolas pidiendo una excusa y se mata cuando suenan las campanadas de la media noche.

Este tremendo argumento tiene una inspiración en parte autobiográfica, pues el propio Goethe estuvo enamorado en su juventud de una joven llamada Charlotte, comprometida con otro, y que siempre le dejó claro lo imposible de su amor, por lo cual el joven escritor se despidió de ella para siempre. Muchos detalles (fechas, lugares, datos familiares) de la novela coinciden con datos reales de la historia de Goethe. 

El libro se convirtió en el gran éxito del escritor, y ya en su vejez, muchos parecían conocerlo sólo por él, hecho que llegó a molestarle. De hecho, la novela se convirtió en todo un fenómeno entre los jóvenes, que imitaban el estilo de vestir de Wherter que se describía en la novela, e incluso hay quien dice que provocó una ola de suicidios por imitación (fenómeno que pasó a ser recogido en psicología como "efecto Wherter".

Como una anécdota "intertextual", el monstruo de Frankenstein, en la novela homónima de Mary Shelley, aparece leyendo este libro en la escena del cobertizo.

Os dejo un par de reseñas de la obra a cargo de jóvenes lectoras:





Una adaptación cinematográfica del 2010:



Y la libre adaptación a cargo de Pilar Miró en 1986;



Otra de las novelas emblemáticas del Romanticismo es La dama de las camelias, de Alejandro Dumas, el hijo del autor de Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo.

La novela,según contó el propio autor, es parcialmente autobiográfica y se basa en sus relaciones con Marie Duplessis, joven cortesana (es decir, prostituta de lujo) muy conocida en París.

La obra, narrada por un narrador testigo, comienza con el funeral de la protagonista, Marguerite Gautier, y a partir de ahí se reconstruye su historia. Ella era una bella cortesana que vivía gracias a la protección de amantes poderosos y adinerados, y que se dejaba ver siempre con un ramo de camelias (blancas si estaba disponible; rojas si no). Se enamora de Armando Duval, un joven abogado con pocos medios,  y por él abandonará su vida licenciosa y llena de lujos. Pero el padre del joven le pide que lo abandone, para permitirle prosperar en la vida, y ella así lo hace, pero sin revelarle el verdadero motivo, volviendo a su vida de antes y acelerando su muerte solitaria y desgraciada a causa de la tisis, enfermedad que venía arrastrando hacía tiempo. Armando no conocerá el verdadero motivo de su abandono hasta mucho después, quedando sumido en la desolación.

Esta historia llena de pasión y tristeza también ha sido adaptada varias veces al cine. La adaptación más famosa fue dirigida en 1936 por George Cukor y protagonizada por la gran Greta Garbo, bajo el título de Camille:



También podéis ver adaptaciones teatrales, como esta:



O esta:



Giusseppe Verdi se basó en esta novela para escribir su ópera La traviata ("la extraviada, la perdida"), en la que la protagonista aparece como Violetta Valery. Y lejanamente inspirada en ella también tenemos la película Moulin Rouge (2001), del director Bazz Lurhamm, ambientada a finales del XIX- principios del XX, en la que su protagonista, Satine, se debate entre su romance con el duque que finaciará el espectáculo teatral en que trabaja, y su amor por un joven escritor bohemio.



Otra de las grandes novelas románticas nos llega también de Francia, pero en este caso de la mano de Víctor Hugo (autor de otras grandes novelas como Los miserables, que dio lugar a un exitoso musicalen nuestros días): Notre Dame de Paris, novela que reune muchos de los ingredientes preferidos del movimiento (ambientación en el Renacimiento, personajes marginales, amor imposible, final desgraciado).

Todo  el argumento y los personajes aparecen vinculados a Notre Dame, bella catedral parisina, cuyo campanero es un ser jorobado y deforme llamado Quasimodo, y gira en torno a las pasiones que la bellísima gitana Esmeralda, vinculada a los bajos fondos de la ciudad, despierta en diferentes hombres, y el sentimiento que despertará también en Quasimodo, al ser la única persona que lo trata amablemente.

Como otras obras románticas, esta también fue popularizada por distintas adaptaciones teatrales (en forma de musical), televisivas y cinematográficas, muchas con el título El jorobado de Notre Dame,



Una de las más conocidas y recienteses la adaptación producida por la factoría Disney en 1996, que edulcora bastante la trama original, sobre todo en su final. Aquí tenéis un vídeo que la compara con la novela:




Aquí tenéis un par de adaptaciones, también animadas, que también dulcifican el duro final de la novela:





 También podéis encontrar una versión radiofónica:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...