Larra en sus artículos


Os dejo aquí una brevísima selección de algunos de los más famosos artículos de Larra (y para eso no están completos, sino reducidos a sus pasajes esenciales), por si alguno se animara a echarles un ojo y hasta elegir uno para hacer una sencilla actividad que os propongo abajo:

  • El castellano viejo: Fígaro se ve obligado a aceptar la invitación a comer de su amigo Braulio, a la que acude impecable con su frac y sus exquisitos modales... para toparse de frente con el carácter.. ejem... "campechano" y lleno de "confianzas" de una familia típicamente española de toda la vida (de ahí lo de "castellano viejo").
  • Yo quiero ser cómico: esta es la visión que del oficio de actor y los requisitos para conseguirlo se tenía en la época. Comparadla con la actual y veréis cuánto hemos evolucionado en dos siglos (especialmente recomendado a mis alumnos de Artes Escénicas, que no sé si comparten semejante visión).
  • El casarse pronto y mal: de este asunto Larra sabía mucho; él también se casó pronto y no demasiado bien. Escalofríante el parecido del final de la anécdota que cuenta con su propia experiencia (aunque en la suya no fuera causa directa su precipitado matrimonio con sólo veinte años).
  • Los calaveras: "calavera" en masculino es la palabra empleada en la época (y también en la actualidad, aunque esté menos generalizada) para designar a los vividores despreocupados e irresponsables, también conocidos como "crápulas", "vivalavirgen" o "bala perdida". Larra los describe como si se tratara de una especie peculiar, con sus patrones de comportamiento y sus clases. Seguro que conocéis alguno (yo, por ejemplo, del "calavera lampiño" he conocido unos cuantos... ahí donde estáis vosotros, en los pupitres...).
  • "Carta a Andrés escrita desde las Batuecas por El Pobrecito Hablador" : uno de esos juegos de Larra, en los que finge que uno de sus pseudónimos (El Pobrecito Hablador) escribe a otro (Andrés Niporesas) para hablar de una peculiar situación del país en el que está (las Batuecas, pseudónimo de España), donde tenemos la suerte de no escribir porque total, nadie lee, y no leer, porque total, nadie escribe nada digno de ser leído, y estar orgullosos de nuestra propia incultura. También en esto hemos evolucionado mucho... Bueno... algunos.... ¿verdad?
  • Vuelva usted mañana: mítico artículo de Larra, cuyo título ha dado lugar a toda una frase hecha para designar a la burocracia. Un ingenuo señor francés pretende solucionar un problema de papeles en España en quince días... Fígaro le hace una apuesta... ¿a que no sabéis quién gana? Porque en España somos campeones de otra cosa: la pereza. Y eso se nota en todo. En el papeleo también. Por suerte, también en esto hemos evolucionado mucho.... ¿verdad?
  • Un reo de muerte: en la España de Larra estaba vigente la pena de muerte. Pero no todos los reos eran iguales: si era noble, se le ahorcaba; si era plebeyo, se empleaba el garrote vil. Las ejecuciones eran públicas y a ellas acudía una masa ansiosa de morbo para contemplar "el último dolor del hombre". Y una de estas ejecuciones es lo que describe Larra para reflexionar sobre la sociedad en la que vive.
  • Día de difuntos de 1836: tres meses antes de su trágico final, con motivo del Día de Difuntos (en que es tradicional en España visitar el cementerio) Larra escribía este artículo donde es perceptible su desánimo desesperado, sobre todo por el fracaso de las elecciones a las que él se había presentado con la aspiración y tal vez la ilusión de traer a España el progreso y las libertades... pero... no pudo ser.
  • Nochebuena de 1836. Uno de sus últimos artículos (Larra se suicidó el 13 de febrero del 37).Las Navidades son fechas complicadas para todos aquellos que han de pasarlas solos, y Larra, separado de su mujer y sus hijos y abandonado por su amante, pasea solo por las calles mientras todos cenan en familia. Al volver le espera su criado, que está borracho y, como decían los clásicos, in vino véritas (o sea, que con el vino se escapan más fácilmente las verdades). Quizás esta conversación fue ficticia, y el criado de este artículo sea en realidad la conciencia del propio Larra, porque le hace reproches muy concretos que tenían mucho que ver con su situación personal real. Todo un desahogo para alguien que quizás apenas podía ya con el peso de todo lo que se refleja en este texto, y no pudo soportar el último lastre: el abandono definitivo de Dolores Armijo que marcaría su arrebato hacia la muerte.

Pues bien, si queréis, podéis elegir uno de estos fragmentos (no son artículos completos) y escribir un texto sobre él donde toquéis los siguientes puntos:

  • Un resumen completo y concreto de lo que se cuenta en el artículo (nada de generalidades: recordad que debe servir para que alguien, sin necesidad de leer el artículo original, conociera perfectamente lo que en él se cuenta y se expone).
  • Una explicación de cómo aparece el propio Larra en el texto (recordad que sus artículos están siempre en primera persona, de acuerdo con el egocentrismo romántico: él siempre aparece, de un modo u otro, en lo que cuenta o critica).
  • Una caracterízación de los personajes que aparecen.
  • Qué visión de España, de su sociedad, de los españoles, de sus costumbres, de su carácter, etc. se da en el artículo, y qué aspectos concretos creéis que se critican
  • Intentad explicar qué aspectos de los reflejados en el artículo siguen vigentes en la actualidad y cuáles no.
  • [Podéis intentar señalar algún ejemplo de los recursos característícos de los artículos de Larra: el humor y la ironía, las preguntas retóricas, las metáforas, las comparaciones, las hipérboles o exageraciones, la adjetivación, los diálogos...]
  • Intentad copiar alguna frase sugerente, o pasaje (breve, muy breve) llamativo, o especialmente interesante.
  • [Si queréis, podéis incluir una crítica, valoración o comentario personal, que, por supuesto, ha de ser sincero pero razonado (y, por tanto, no tiene por qué ser positivo).]

Podéis hacerlo en parejas, y el plazo termina el 31 de enero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...