"Finis mundi": pistas y pautas



La primera lectura obligatoria (qué poco me gusta esta palabra, pero qué le vamos a hacer...) es Finis mundi la novela que en su momento supuso la revelación de Laura Gallego, que la escribió cuando tenía sólo 21 años (había empezado a escribir con 11), y que tres años después conseguiría el Premio Barco de Vapor, trampolín que le permitió publicar y escribir, y escribir y publicar, hasta convertirse en lo que es hoy: una de las escritoras más leída y apreciada entre los lectores más jóvenes (que no sois un público fácil). De hecho, mis colaboradoras (exalumnas que me han hecho unas valiosísimas recomendaciones de libros) han citado varios títulos de esta escritora valenciana cuya página web podéis consultar aquí. Y darle una oportunidad a algún otro de sus libros no sería mala idea. No os lo digo sólo yo, os lo dicen miles de jóvenes lectores que devoran sus libros.


Finis mundi es una historia extraordinaria ambientada en el filo del primer milenio,  y que recoge de forma muy viva muchos aspectos del mundo medieval en los que nos adentraremos en nada, en cuanto empecemos a estudiar la literatura de esta época fascinante, llena de caballeros, monjes, misterios, manuscritos,brutalidad, peregrinos, cantares, leyendas, juglares y supersticiones laicas y religiosas. 

De la mano de Michel, el monje, y Mattius, el juglar (dos personalidades muy diferentes, provenientes de mundos muy diferentes, pero unidos en una aventura común que los unirá profundamente) recorreremos algunos de los paisajes emblemáticos del medievo, como el sueño imperial de Carlomagno, el Mont Saint Michel (que podéis visitar en Normandía: es espectacular) o el Camino de Santiago, y tropezaremos con sus personajes prototípicos, como feroces caballeros o mágicas meigas.

Así que aparte de disfrutar de la historia y las aventuras, yo os recomiendo que os fijéis mucho en las formas de vida, las costumbres y la mentalidad que se reflejan, especialmente todo lo que tiene que ver con cómo se creaba y se transmitía la literatura (la escrita, de la mano -literalmente- de los monjes, la oral, en la memoria, la voz y la gracia de los juglares).

Aquí podéis conocer algunas curiosidades acerca de la obra que nos cuenta la propia autora.

Pero las circunstancias se imponen, y tras leer la obra deberéis hacer una prueba escrita a la que debéis venir teniendo muy claro cuál es su objetivo: que demostréis que habéis leído y comprendido el libro. Así que responded a las preguntas que os plantearé (que no creo que os sorprendan, porque serán las típicas: sobre personajes, sucesos, lugares, aspectos de la vida medieval que se reflejan...) de la forma más completa, concreta y precisa que podáis, para que no me quede ni la más mínima duda de que, efectivamente, os la habéis leído.

Y además, cuidad mucho la ortografía, la expresión, la puntuación, la redacción. Las preguntas serán de desarrollar, así que vuestras respuestas han de ser textos bien escritos,divididos en párrafos, a su vez compuestos por oraciones correctamente separadas por puntos,y bien redactados utilizando un lenguaje adecuado a la situación, porque vuestra escritura será la otra gran cosa que valore para poneros la nota.

Por último, tened en cuenta que dado lo especial de este examen, no puntuaré cada pregunta, sino que pondré la nota en conjunto. Pero eso sí, deberéis responder a las cuestiones en el orden en que os las plantee y sin saltaros  ninguna (pero eso ya os lo recordaré en el momento).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...