¡Más tiempo para el concurso!



¡¡ATENCIÓN!! Se ha ampliado el plazo de presentación de trabajos para el concurso literario que convoca nuestro Departamento: hasta el lunes 5 de Marzo podéis presentar vuestros relatos y poemas, siguiendo las pautas de las bases (que podéis leer aquí).

¡Ánimo, que estoy segura de que entre vosotr@s hay muchos posibles ganadores!! ¿Vais a negaros la oportunidad??

Con todos ustedes... ¡el verbo!


Sin duda, la gran estrella de las clases de palabras. Porque es la clave de la lengua como sistema de comunicación: él es la parte imdispensable de la gran mayoría de los mensajes completos que emitimos con nuestra lengua, que tienen forma de oración, y nombra una acción situándola en el tiempo de forma muy precisa, implicando un sujeto y hasta un enfoque por parte del hablante. ¿Quién da más en una sola palabra?

Pero claro, todo esto hace que, al mismo tiempo, sea la clase de palabra más compleja, entre otras cosas, morfológicamente, que es lo que nos tiene entretenidos estos días. Sobre todo, en morfología flexiva (ya sabéis, la que se ocupa de las palabras variables, sus accdientes o categorías y las desinencias que los expresan). Así, mientras la flexión de otras plabras variables (sustantivos, adjetivos, determinantes e incluso pronombres) es bastante sencilla, la del verbo es muy compleja. Pensad que un sustantivo, por ejemplo, puede presentar un máximo de cuatro formas distintas (combinando las dos categorías o accidentes que exprea, género y número, por ejemplo, chico, chica, chicos, chicas), mientras que un verbo ofrece decenas de formas diferentes: estudio, estudiábamos, estudiaríais, haber estudiado, habrían estudiado... y etc. etc. etc.

Los detalles clave (muy resumidos y reducidos a lo esencial, eso sí) de la estructura morfológica del verbo los tenéis resumiditos en estos apuntes, que además podéis ampliar y contrastar con lo que nos cuenta nuestro libro de texto. Imprescindible, por supuesto, conocer los nombres y formas de todos los tiempos verbales... ¡Qué menos, para unos estudiantes de Bachillerato!



(Para verlo mejor y/o imprimirlo, pinchad aquí)

Ejercicios, no interactivos, de morfología.



Aqui tenéis los ejercicios de morfología que os entregué en clase, y os recuerdo (y comunico a los que hoy habéis estado de excursión) que el viernes 2 os pediré desde el número 4 hasta el 12 (parecen muchos, pero se hacen rápido).

Ánimo, que en la práctica es como se aprende todo esto...

(Si tenéis problemas para verlos, pinchad aquí)

Ejercicios interactivos.... de morfología, por supuesto


Os dejo una página muy completa ("La tiza virtual") que incluye teoría y actividades sobre morfología castellana (por si queréis practicar, que esto se aprende y se comprende sobre todo en y para la práctica).

De momento, os interesa sobre todo lo que en la página se denomina "tema 1" , que se ocupa de la estructura morfológica de las palabras en general. Pero el resto de los temas también os interesan (u os interesarán en breve), porque son un repaso de las clases de palabras tradicionales (sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios, preposiciones, conjunciones...) teniendo en cuenta su estructura morfológica.

Pinchad aquí

Bienvenid@s al mundo de la morfología


Cuando hablamos de las características propias de la lengua como sistema de comunicación (o del signo lingüístico), ya hablamos de la doble articulación, que era lo que permitía la infinita productividad de la lengua: con un número muy limitado de unidades mínimas puedea emitir infinitos mensajes.

Pues bien, ahora vamos a centrarnos en la parte de la Lingüística que se ocupa de las unidades más pequeñas de la 1ª articulación (la de las unidades con significado): la Morfología, que tradicionalmente se definía como el "estudio de la forma de la palabra". Y efectivamente, entre otras cosas, la morfología estudia de qué y cómo están formadas las palabras: de monemas (o morfemas, según la terminología que sigamos), unidades mínimas dotadas de significado.

Por tanto, analizar la forma de las palabras consiste en reconocer los monemas que las integran, y para ello hemos de tener en cuenta tanto su significante (es decir, su forma), como su significado.

Aquí tenéis la presentación con las nociones básicas que os ayudarán a esto: a comprender (y analizar) cómo la lengua combina los monemas para formar palabras:

Pasatiempo medieval

Para facilitaros un poquito el repaso de la literatura medieval (sobre todo la situación cronológica de corrientes, obras y autores), aquí os dejo un juego agrupar cada siglo con las obras, autores y corrientes que le corresponden.



Para verlo en grande, pincha aquí.

"La Celestina" a examen: pistas y pautas


La prueba de lectura de "La Celestina" que haremos será un poco distinta de otras, porque como es una obra que hemos estudiado y que entra en el programa, además de demostrar la lectura reflexiva, deberéis también demostrar que controláis los aspectos fundamentales que hemos explicado acerca de la obra.

En el examen habrá preguntas exclusivamente centradas en el argumento de la obra, es decir, destinadas a que demostréis que la habéis leído (ya sabéis: sobre personajes, su papel en la obra, su importancia, su caracterización, su evolución; o bien sobre algunos detalles del argumento; o sobre aspectos del espacio, etc.). Valdrán un total de cuatro puntos.

Y además habrá un Comentario de Texto que valdrá seis puntos: aparte de localizar el fragmento dentro del argumento (contando lo que sucede inmediatamente antes e inmediatamente después), y alguna otra pregunta sobre elementos argumentales que aparezcan en él, deberéis responder a algunas cuestiones habituales en un comentario de texto   (cuestiones sobre la localización de la obra, los temas, los personajes, las formas de discurso, la lengua, etc.) en las que apliquéis las nociones teóricas estudiadas.

¡Ánimo!

Más cosillas sobre "La Celestina" (entre ellas... ¡película!)



Este es el tráiler y algunos extras de la película realizada en 1996 por el director Gerardo Herrero basándose en la obra de Fernando de Rojas (pero ojo, que no la sigue "al pie de la letra"), que recibió críticas encontradas: de ella se alabaron los aciertos (sobre todo, la ambientación y la excelente caracterización tanto de la alcahueta, maravillosamente interpretada por Terele Pávez, como de los criados y prostitutas), pero también se criticaron, y mucho, algunos fallos: había quien decía que a Melibea (interpretada de forma bastante lánguida por Penélope Cruz) sólo le faltaba "soltar un jolín", o la mutilación de algunas partes muy importantes del texto (por ejemplo, el planto final de Pleberio), que hacía que la película no consiguiera expresar ni de lejos mucho de lo que Rojas expresaba en su Tragicomedia.

En todo caso, en la página que os dejo a continuación tenéis muchos enlaces sobre la Celestina, entre ellos, al visionado online de la película y a una secuencia de la serie de Televisón "Física o Química" en la que se comenta la obra.:Colección de enlaces sobre la Celestina.

Además, para acercaros un poco más al complejo y apasionante mundo de esta obra universal y sorprendente, os dejo algún enlace más:




Grandes Obras Universales _ La Celestina from Gregori Saavedra on Vimeo.

Nuevo Romancero Nuevo... el vuestro


Como siempre nos pilla el toro del tiempo (o sea, de su falta), me veo obligada a plantear como voluntaria una  actvidad que me hubiera gustado que fuera obligatoria, solo para que vosotros descubrierais que lo que en un principio os puede parecer dificilísimo, iba a resultaros mucho más´fácil de lo que creíais y, sobre todo, que ibais a obtener unos resultados sorprendentes.

Así que os animoi a todos a que consigáis puntitos extras (¡que seguramente os vendrán bien!) escribiendo un Romance al estilo de los del Romancero Viejo (aunque por supuesto, la lengua, los temas, la actitud pueden -y hasta deben- ser de lo más actual). Y creedme, escribir un romance es muy fácil, de hecho, es el poema más fácil de escribir en castellano, y por ello se convirtió en cauce casi natural de la poesía popular, que brota espontáneamente, sin demasiadas pretensiones literarias.

Ecos de Jorge Manrique... y propuesta-concurso



A pesar de que, como vimos, las Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique son un poema profundamente enraizado en la tradición medieval (con su mentalidad característica, sus tópicos e intenciones), su forma de expresar esa reflexión sobre la vida, la muerte, el paso del tiempo, la fragilidad de lo terreno, lo inestable y efímero de todo aquello que deseamos y a veces incluso conseguimos, han hecho que su eco perdure hasta la actualidad... y lo que queda.

Por ejemplo, imposible no pensar en el poeta medieval cuando Antonio Machado convierte el camino en el símbolo fundamental de su poesía, mediante el cual se define a sí mismo -y al lector- como caminante... 

Pistas y pautas para un examen "medieval"

Ya estamos a las puertas del primer examen de la 2ª Evaluación, en el que entra todo un período literario (la Edad Media) y cuestiones de repaso de la materia vista en la 1ª Evaluación. Y para que podáis prepararlo con seguridad y tranquilidad, aquí os dejo unas cuantas pistas y pautas para que sea todo un éxito:

El examen se dividirá en dos partes:
  • La referida a la literatura medieval (8 puntos) 
  • El repaso de la 1ª evaluación (2 puntos).

El pueblo poeta: la lírica tradicional y el Romancero Viejo.


Durante el siglo XV, al lado de esa eclosión de la literatura cortesana , encontramos por fin testimonios escritos de esa otra corriente paralela que sabemos que existió a lo largo de toda la Edad Media: la literatura popular, creada por y para el pueblo y que formaba parte de su vida cotidiana: tanto en el gusto por contar y escuchar historias, como por tener canciones que acompañaran distintos momentos y situaciones (el trabajo, la fiesta, los viajes, las bodas, las despedidas... y por supuesto, los amorosos, ya sea de amor feliz o desgraciado).

Esta es una literatura anónima, colectiva, llena de variantes, sencilla y espontánea, prácticamente en el polo opuesto de la artificiosidad y convencionalidad de la poesía que los nobles hacían circular en sus cortes.Y de ella forman parte dos grandes ramas: por una parte, el Romancero Viejo, un conjunto de poemas en su mayor parte narrativos en los que encontramos, aunque bastante cambiados, a los héroes de los Cantares de Gesta, y también de otras épicas europeas, o sucesos históricos, o la situación de guerra en la frontera entre musulmanes y cristianos, u otros argumentos inventados que a veces sirven de excusa para simbolizar y expresar sentimientos en los que todavía podemos reconocernos. Y por otra parte, la lírica tradicional (los denominados "villancicos") que eran en realidad las letras de las canciones que formaban parte de la vida de la gente corriente del último siglo de la Edad Media.

Aquí tenéis la presentación con lo básico que debéis conocer y reconocer de esta corriente:



Vuestras historias y moralejas

Tengo que reconocer que las actividades que más me gustan son las creativas, peeeero muchas veces, entre los muchos contenidos del programa y el poco tiempo para verlos, tengo que ceder y no proponeros tantas como me gustaría. Eso sí, cuando os las propongo, nunca me defraudáis y os salen cosas estupendas.

Y para muestra, vuestros "exemplos" con historia marco al estilo de El Conde Lucanor, pero actualizados, entre los que encontramos una enorme variedad de enseñanzas y temas para reflexionar.

Por ejemplo...
Y faltan, claro, las de todos los que no tenéis un blog para publicarlas.... ¡Una pena!

"Nuestras vidas son los ríos....": Las "Coplas" de Manrique y la lírica de cancionero.


Dentro del panorama de la poesía cortesana del siglo XV (hecha por y para los nobles, convencional, tópica, artificiosa y rebuscada) sorprende un poema por su singularidad: las "Coplas a la muerte de su padre" de Jorge Manrique

Frente al retorcimiento de la lengua con el que los nobles metidos a poetas trataban de demostrar ingenio y cultura en los poemas recogidos en los Cancioneros, el poema de Manrique se caracteriza por su sencillez, su naturalidad, su tono sentencioso, didáctico, sereno. Y frente  a lo poco convencional y poco sincera en cuanto a lo personal que solían ser los poemas cortesanos, este surge de una circunstancia vital muy concreta y dolorosa,  y de los sentimientos mismos del poeta al tener que afrontarla.

Y naturalidad y sinceridad (frecuentes en la poesía actual, pero raros en la del XV) quizás sean la clave para que las Coplas sean un poema que expresa grandes verdades de la existencia de una forma tan acertada que aún no ha sido superada, y cuyo eco ha seguido, sigue y seguirá resonando en los versos de muchos poetas posteriores y en los corazoes de muchos lectores que encontraron en las palabras de Manrique la expresión de algo que a todos nos toca: la vida, su fragilidad, su caducidad, el paso del tiempo, el recuerdo, la perspectiva de la muerte y la necesidad de buscar una forma de soportarla y afrontarla.

Jorge Manrique, noble entregado  a las luchas políticas de su tiempo y al cultivo de la poesía en épocas de paz, como correspondía al nuevo ideal de las armas y las lteras que iba surgiendo con fuerza entre la nobleza de la época, comenzó a escribir las Coplas cuando su padre, el maestre D. Rodrigo Manrique, hombre de fuerte personalidad muy admirado y respetado en la época, y a cuya sombra él había crecido (él era para sus contemporáneos, sobre todo, el hijo de D. Rodrigo), enfermó tan gravemente que ya sólo podía esperar la muerte, según dicen testimonios de la época, de forma dolorosa para él y para los suyos, con un grave tumor deformándole el rostro.

A este hecho (un trago difícil para cualquier hijo) se le unía que las relaciones entre padre e hijo tampoco habían sido todo lo idílicas que hubiera sido deseable. Aparte de la sombra del padre que se proyectó siempre sobre Jorge, el joven nunca aceptó a la segunda esposa de su padre tras la muerte de su madre, a la que llegó a dedicar algunas coplas satíricas. Y parece ser que cuando el Maestre enfermó, la situación entre ellos era bastante tensa, y quizás fueron las Coplas una forma de reconciliación íntima con el padre que se iba.

La Celestina: pasiones, magia y muerte entre la Edad Media y el Renacimiento


La Celestina es uno de nuestros grandes clásicos, tan popular, tan leído y tan conocido que incluso ha pasado a formar parte de nuestra lengua (supongo que todo@s sabéis qué es "ser una celestina" o "andar de celestina entre fulanito y menganita"). Y como casi todos los grandes clásicos, es una obra difícil de clasificar e incluso de etiquetar, por originialidad y singularidad dentro de la literatura de su época.

Apareció publicada por primera vez el último año del siglo XV, 1499, firmada por un tal Fernando de Rojas, que hoy sabemos que era un judío converso y que ya entonces explicaba que él se enconntró el AUTO I (hasta donde sabemos, de autor anónimo) y quiso continuarlo. La obra se titulaba "Comedia de Calisto y Melibea" y constaba de 16 actos. Pero pronto el autor se vio obligado a cambiar el título, porque un libro en el que aparecen personajes nobles y lleno de muertes no entraba dentro de los cánones de la Comedia clásica.  Pero tampoco era Tragedia (estaba muy lejos de ser heroica, y en ella tenían un papel fundamental prostitutas, criados, fanfarrones y hasta una hechicera). Así que Fernando de Rojas decidió llamarla "Tragicomedia" y le añadió cinco actos que prolongaban un poco la trama.

Ya en el siglo XVI se cuela Celestina en el título (la obra se publicaba como "Tragicomeida de Calisto y Melibea y la puta vieja Celestina"), y pronto terminaría desterrando de él a la pareja de amantes, mucho más sosos y menos sugestivos que la vieja alcahueta para los lectores, que fueron los que finalmente terminaron por decidir el título con el que hoy todos conocemostodos :"La Celestina".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...