Literatura: todo esto y mucho más

Qué difíciles son las definiciones. Y más, las que no pueden, por definición, hacer justicia a lo definido. Como la de "literatura". Porque yo os propondré una, sí, pero será solo una excusa y un pundo de partida para estudiarla. Pero creedme, es difícil -yo diría imposible- encontrar una buena definición de literatura, que recoja de verdad todo lo que la literatura supone y todo lo que la literatura implica, todo lo que puede suponer y todo lo que puede implicar. Y sí, vale, la literatura es el arte que utiliza la palabra, pero es también mucho más. Lo malo es que ese mucho más es imposible de contar, de transcribir, de transmitir: hay que descubrirlo por uno mismo para entenderlo, aunque ni siquiera es necesario entenderlo. Basta con vivirlo.

Me gustaría mucho, pero no creo que yo sea capaz de enseñaros a vivir la literatura (solo entonces sería una verdadera profesora de literatura; me temo que todavía estoy aprendiendo). Así que de momento, os dejo esa definición de literatura,  solo para andar por clase y para entendernos, para empezar a estudiarla y entenderla, con la esperanza de que llegueis por lo menos algún día, a vivirla . Porque sí, la literatura es el arte que utiliza la palabra, pero es también más, mucho más, tanto, que quizás no quepa en una definición, y tengamos que empezar por aproximarnos sumando lo que muchos han dicho sobre ella. 

Como  Robert Penn Warren, que decía que "no es algo que se ve, sino la luz que nos permite ver. Y lo que vemos es la vida". O la de James Russsell Lowel, que decía que "los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra". O la de Kafka, que decía que es siempre "una expedición a la verdad". O la de Borges, que imaginaba el Paraíso como algo muy parecido a una gran biblioteca, y para el que "la literatura es un sueño dirigido". O la de León Daudet, que pensaba que la literatura es obra de "hombres que han conservado sus ojos de niño". O Numa Pompilio, que sabía que "los libros nos dan consejos que no se atreven a darnos nuestros amigos". O Edmun Willson, que dijo -sabiamente- que "no hay dos personas que lean el mismo libro" (¿quién es capaz de explicarme por qué?) o lo que dijo el poeta indú Rabindranath Tagore para la poesía: "es el eco de la melodía del universo en el corazón de los hombres". O lo que tenéis transcrito en los márgenes de este blog...

El problema es que fue Lorca el que dijo que la poesía no quiere adeptos, sino amantes. Y la literatura, también. Y no estoy segura de si el amor se puede enseñar. Pero tengo claro que debemos intentarlo.... por si acaso....

Ah, y os dejo la presentación sobre la comunicación literaria, que ya se me olvidaba.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

teresa, no se pueden imprimir las diapositivas que pones? o es mi ordenador?

Teresa L. dijo...

Pues parece que no,que no se puede; no es tu ordenador...

Teresa L. dijo...

1.- No me parece adecuada esa forma de expresarte en un blog público de ámbito academcio (de hecho, voy a borrar el comentario), y mucho menos, cuando es un comentario ANÓNIMO (además de maleducad@, cobarde).

2.- No tengo ninguna obligación de subir nada. Lo hago porque creo que es conveniente. No os pasa nada por tomar apuntes y completarlos luego con el power point que, insisto, no tengo ninguna obligación de subir a ningún lado (tenéis la explicación de clase y tenéis un libro de texto.. y lo tenéis aquí).

3.- Creo que yo nunca os he faltado al respeto. Si lo he hecho, disculpadme.

Berta Casans Gabasa dijo...

Respecto a la pregunta que has formulado de por qué dos personas no leen el mismo libro, supongo que es porque cada uno la interpreta de manera diferente. ( Se imagina a los personajes con aspectos físicos distintos, lugares diferentes... independientemente de los datos que nos de el autor(a) para que nos hagamos una idea )

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...