El teatro: la literatura hecha magia.

Llegamos, en este repaso de los grandes géneros  literarios (con sus subgéneros, por supuesto) al género dramático o teatro. Y es que aunque poniéndonos estrictos no todas las obras dramáticas son en realidad obras de teatro (es decir, escritas por sus autores no para ser leídas, sino representadas sobre un escenario), la mayoría sí, así que la identificación entre ambos términos no es del todo incorrecta.

El teatro es el género más especial y complejo, porque es literatura pero también mucho más: es espectáculo, es industria, es negocio, es magia. Implica a muchas más personas que a un simple autor (productores teatrales, directores, decoradores, actores, iluminadores, técnicos de sonido, y etc. etc. etc.) y, sobre todo hasta la irrupción del cine y la Televisión, tenía mucha más repercusión pública. Y es que antes de que las pantallas cambiaran nuestro ocio y nuestras vidas, era el teatro el gran (y en muchos momentos único) espectáculo de masas, que levantaba polémicas, discusiones y pasiones, y donde más se notaban modas, gustos, adelantos técnicos y cambios sociales.

Y a pesar de la agresividad de su competencia (es innegable que cine, televisión y deportes están muuuucho más generalizados que los espectáculos teatrales), el teatro ha pervivido, y con etapas mejores y peores, continúa enganchando a espectadores cautivados por la magia que se produce cuando las luces del público se apagan y se levanta el telón.... Por algo será.

Aquí teneís la presentación con lo esencial (sólo lo esencial, porque el teatro es un fenómeno amplísimo, complejo y apasionante) que tenéis que conocer sobre todo esto.

.. y un vídeo muy interesante sobre el texto dramático y sus características:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...