"Fuera de onda" y "Emma": los clásicos se esconden donde menos te lo esperas



Aquí tenéis "Fuera de onda", película de 1995 cuyo título original era "Clueless", que cuenta la historia de Cher, una pija muy muy pija de Beberly Hills que vive inmersa en un mundo dividido entre "pijos" y "colgados", y que intentará llevar a cabo una nueva faceta de sí misma: la de chica que ayuda a los demás a ser felices... Y hasta ahí puedo leer, porque os recomiendo que la veáis si queréis pasar un rato divertido. Y es que, sin ser un peliculón que pasará con mayúsculas a la historia del cine, sí logra entretener con dignidad y no sólo a gente muy muy joven, que es más de lo que muchas otras comedias juveniles logran. En este punto, coincido completamente con la opinión de un bloggero que os dejo a continuación:





Y os la recomiendo además porque, como bien dice el bloggero, esta película, ambientada en la América de los años 90, recrea el argumento de uno de los grandes clásicos de la novela británica del siglo XIX: Emma, de Jane Austen (una de las pioneras en la literatura universal, porque hasta el siglo XX las mujeres que querían escribir literatura lo tenían muy complicado). Aqui tenéis una interesantísima y completísima página sobre esta autora, que es uno de los nombres más importantes de la literatura universal de todos los tiempos.

Emma es una novela deliciosa y divertida de principios del XIX (se publícó en 1815), cuya protagonista, Emma Woodhouse, se nos describe desde el principio como "hermosa, rica y lista", huérfana de madre, pero también bastante mimada por su padre (lo mismito que la Cher de "Fuera de onda"), que se empeña en hacer de "celestina" con sus conocidos con resultados más bien desastrosos y descuidando sus propios sentimientos. 

La autora, Jane Austen, escribió también otras famosísimas novelas como Orgullo y prejuicio, o Sentido y sensibilidad, que han sido llevadas a la pantalla con gran éxito. Y Emma también. Una de sus varias adaptaciones fue la protagonizada en 1996 por Gwyneth Paltrow. Justo un año después de que Amy Heckerling llevara su argumento a la América de los 90 y convirtiera a Emma en la Cher que tan bien interpretó Alicia Silverstone.



Os dejo el tráiler de Fuera de onda, aunque sólo lo he encontrado en inglés -pero para vosotros eso no tiene por qué ser un problema-, para que podáis empezar a comparar...



Como veis, los clásicos dan para mucho, y siguen vivos, muy vivos, incluso detrás de aquello que pueda parecer más alejado de ellos. Porque precisamente eso es lo que define un clásico: que tiene algo intemporal que le permite conectar con cualquier lector o espectador por encima de los detalles que lo sitúan en un espacio o en un tiempo. Lo cual nos permite, además, llegar a ellos por muchos, muchos caminos...

Si os animáis a ver alguna de estas películas, o a leer la novela, ya me contaréis vuestra opinión

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...