La ambigüedad: ¡propuesta-concurso! (nada ambigua)

 


La ambigüedad es un fenómeno semántico (es decir, que afecta al significado) que se produce cuando una misma secuencia lingüística puede tener dos interpretaciones, es decir, dos significados diferentes. Por ejemplo, el asesinato de Juan puede ser interpretado como que Juan es el asesino, o que es el asesinado.

La ambigüedad es en principio algo que debemos evitar, especialmente en determinados contextos (como el ámbito académico, es decir, el nuestro, sin ir más lejos), pero a veces se utiliza o se busca deliberadamente, bien como un recurso literario (la anfibología, las dilogías o el calambur, que tan hábilmente emplearon, por ejemplo, escritores barrocos como Quevedo o Lope de Vega), bien para conseguir efectos humorísticos (muchos memes y chistes que circulan ahora mismo profusamente en nuestras redes sociales se basan, precisamente, en la ambigüedad). Pero la ambigüedad también se cuela accidentalmente en muchos titulares o noticias de nuestros medios de comunicación (algún ejemplo de ello tenéis en la presentación de ahí arriba).

Existen dos grandes tipos de ambigüedad: la léxica y la sintáctica:
  1. La ambigüedad léxica se produce porque una palabra puede tener dos -o más- significados y el contexto no deja claro cuál es el que es pertinente en esa secuencia concreta. Esto puede ser ocasionado por dos fenómenos semánticos diferentes:
    • Polisemia: consiste en que una misma palabra tiene significados diferentes, porque los ha ido adquiriendo a lo largo de la evolución de la lengua. Como se trata de la misma palabra, siempre hay algún rasgo de significado en común. Por ejemplo "ojo" (órgano visual /de la cerradura / de la aguja/ cuidado), "banco" (conjunto de asientos, conjunto de dinero, conjunto de peces, conjunto de alimentos) o copa (de beber / trofeo/ de un árbol: siempre es algo más estrecho en la base y más ancho arriba)
    • Homonimia: dos palabras completamente diferentes en origen terminan teniendo el mismo significante, la misma forma, por casualidad. Por ejemplo "vino" (3ª persona del verbo venir) y "vino" (bebida alcohólica). Son dos palabras diferentes que, salvo por la forma, no tienen nada que ver. Existen dos tipos de homónimos:
      • Homófonos suenan igual, pero se escriben diferente (valla/vaya/ baya)
      • Homógrafos: aunque son palabras diferentes, suenan y se escriben igual (vino/ vino)
En muchos casos es fácil diferenciar entre homónimos y palabras polisémiias, pero en otros no (por ejemplo, "presa"... ¿homonimia o polisemia?). Lo más útil en este caso es recurrir al diccionario: si el diccionario tiene una única entrada en la que explica varios significados de la palabra, estamos ante un caso de polisemia; si el diccionario tiene dos entradas distintas, tenemos homonimia. Y muchísimo mejor si el diccionario recoge el origen de la palabra (los homónimos tienen étimos diferentes, es decir, vienen de palabras latinas -o de otras lenguas- diferentes.
 
2. La ambigüedad sintáctica viene producida por cómo está construida la oración (por cómo están combinadas las palabras) que hace que pueda interpretarse de dos formas (casi siempre, porque pueden interpretarse dos funciones sintácticas diferentes para algún elemento, es decir, la oración podría tener dos análisis diferentes). Por ejemplo, en "Eligieron el coche rápido", se puede interpretar que eligieron el coche en muy poco tiempo, o bien que eligieron un coche que era muy rápido. En el primer caso, "rápido" es el núcleo de un Sintagma Adverbial que funciona como Complemento Circunstancial de Modo (equivalente a "rápidamente"), en el segundo es un adjetivo que está funcionando como adyacente de coche (es decir, indica una cualidad de "coche", y forma parte del Sintagma Nominal que funciona como Complemento Directo).

En la presentación de arriba tenéis numerados  más de cuarenta ejemplos reales de ambigüedad sacados de redes sociales y medios de comunicación  Por ejemplo:
  • Diapositiva 2: en este ejemplo, tomado de un examen, el verbo "hallar" puede interpretarse de dos formas: el alumno lo interpreta como "encontrar físicamente algo" (en este caso, la x, que localiza sin problemas en el examen), mientras que el profesor empleaba ese verbo con el sentido de "calcular el valor de". Se trata de una ambigüedad léxica producida por la polisemia del verbo "hallar", que tiene varios significados.
  • Diapositiva 3: En este caso, la palabra que puede tener doble significado es "cuesta": como 3ª persona del presente de Indicativo del verbo "costar", o como apellido. De nuevo estamos ante un caso de ambigüedad léxica, pero en este caso se trata de homonimia, ya que son palabras diferentes.
  • Diapositiva 4: Esta nota enviada por el colegio a los padres podía interpretarse de dos formas: el colegio quería decir que los niños fueran disfrazados desde casa, pero los padres interpretaron que debían disfrazarse de casa, es decir, aparentar ser una casa. Es un caso de ambigüedad sintáctica: para el primer significado, "de casa" sería un Complemento Circunstancial de Lugar de "vendrán"; para el segundo, sería un Adyacente del adjetivo "disfrazados" que está funcionando como Predicativo.

¿Y en qué consiste el concurso? 

A partir de esa presentación de arriba os propongo un concurso que consiste precisamente explicar cada caso de ambigüedad, Para cada diapositiva (a partir de la 5 y hasta la 45) deberéis indicar lo que hemos indicado nosotros para las diapositivas 3, 4 y 5:
  • En qué consisten los dos posibles significados.
  • Indicad si se trata de ambigüedad léxica o sintáctica.
    • En el caso de la ambigüedad léxica, intentad explicar si es homonimia o polisemia y por qué (si fuera necesario, consultad un diccionario, aunque la mayoría de los casos son bastante evidentes).
    • En el caso de la ambigüedad sintáctica, intentad explicar el doble posible análisis que provoca la ambigüedad.

Las respuestas deben estar redactadas (no ser esquemáticas ni telegráficas); es decir, han de ser pequeños textos expositivos escritos con objetividad, claridad, precisión, y todos los signos de puntuación y nexos necesarios (tal y como vimos para este tipo de textos).

Podéis participar individualmente, o bien en grupos de dos o tres personas (que pueden ser mixtos: es decir, alguien del B puede hacerlo con alguien del C, y sin mirar si sois grupo 1 o 2) entregando vuestro trabajo a través de la tarea correspondiente que crearé en Classroom en el apartado de tareas voluntarias (porque sí: la participación es voluntaria) antes del miércoles de diciembre.

Todos los trabajos tendrán su nota, pero el mejor trabajo (el que consiga explicar correctamente todos los casos, o, si nadie lo consiguiera, el que tuviera un mayor número de casos bien explicados, y con las respuestas correctamente redactadas y escritas) conseguirá 0,5 más en el punto extra de cara a la nota de la primera evaluación 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...