Veamos: Antonio Machado



En la red tenemos varios documentos audiovisuales sobre Antonio Machado muy reveladores e interesantes. Como ese de ahí arriba, un breve episodio de la serie de RTVE ¿Te acuerdas? que evoca la figura de Machado con motivo del 70 aniversario de su muerte.

Antonio Machado: "en el buen sentido de la palabra, bueno"

Antonio Machado en el Café de las Salesas,
el 8 de diciembre de 1933
Antonio Machado, el más joven de los miembros de la Generación del 98,  nació en Sevilla el 26 de julio 1875, siendo segundo de una familia de -nada más y nada menos- ocho hermanos. Cuando é tenía sólo ocho años, su familia se trasladará a Madrid, donde el pequeño Antonio entrará en la Institución Libre de Enseñanza  (un centro pedagógico renovador, que defendía una enseñanza abierta y humanística, y en gran medida impulsora de la ideología regeneracionista, que proponía una renovación intelectual y cultural de España que tuviera como consecuencia la recuperación política y socioeconómica del país),  cuyo espíritu progresista le marcará para el resto de sus días y donde tuvo ilustres maestros y compañeros,  como Giner de los Ríos o el mismísimo Joaquín Costa.

La Generación del 98: de la literatura al mito.


Una generación literaria es algo mucho más concreto y específico que un movimiento literario, y para que pueda aplicarse esta etiqueta a un grupo de escritores, estos han de cumplir una serie de requisitos: edades similares (entre el mayor y el menor no ha de haber más de 15 años); que participen de un ambiente, una formación y unas inquietudes comunes; que existan relaciones personales entre ellos;  que haya un "acontecimiento generacional" que los marque; que sus  obras presenten también rasgos similares; y que su aparición suponga el anquilosamiento del movimiento anterior. A lo largo del siglo XX veremos como se emplea este término en varias ocasiones (la Generación del 27, la Generación del 36, la Generación del 50). Pero la primera generación literaria , la Generación del 98, aparece a caballo entre dos siglos, el  XIX y el XX, y de forma contemporánea y con muchas concomitancias con un movimiento artístico y literario más amplio, el Modernismo, lo que hace controvertido el uso de esta etiqueta.


Proposiciones subordinadas adverbiales impropias


Ya vamos terminando -por fin- el estudio de la Oración Compuesta. Hemos llegado a la última clase de subordinadas: las adverbiales impropias, que a su vez se clasifican en seis tipos (causales, consecutivas, condicionales, finales, concesivas y comparativas). Aquí os dejo la teoría...


¡Cuánto cuento!: taller de escritura


Aprovechando que Rubén Darío nos ha hecho recordar el mundo aquel de los cuentos infantiles, lleno de hadas, princesas, encantamientos, brujas, caperuzas rojas, lobos, ogros, abuelitas, bellas durmientes, madrastras malvadas, enanitos, patitos feos o botas de siete leguas (entre otras muchas cosas que tendréis que desempolvar de la memoria), vamos a hacer algo que se ha hecho ya  muchas veces pero que suele dar muy buen resultado: jugar con los cuentos infantiles, escribiendo un relato nuevo  a partir de ellos (de uno o de varios).


Proposiciones subordinadas adverbiales propias: tiempo, lugar y modo.



Las proposiciones subordinadas adverbiales propias expresan circunstancias de la acción del verbo principal (tiempo, lugar, modo).

Equivalen a adverbios. (Cuando llegues, avísame → Entonces avísame, Quedamos donde te dije → Quedamos allí; Haz el pollo como te dije → Haz el pollo así), y realizan la función de Complemento Circunstancial (de lugar, tiempo o modo).

Pueden ir introducidas por los adverbios relativos cuando, como, donde sin antecedente expreso  (os recuerdo que cuando llevan antecedente, estos adverbios relativos introducen subordinadas adjetivas):

Ganadores varios



Termina la evaluación, y tocaba hacer recopilación de vuestros trabajos voluntarios, y con ellos se han revelado los ganadores de varios concursetes que teníamos por ahí pendientes...

En primer lugar, ahí arriba tenéis el vídeopoema que Vanessa Porroche ha hecho sobre la Rima XXIII de Gustavo Adolfo Bécquer, y aunque estrictamente no es la ganadora de ningún concurso, si tiene su medio puntito extra, entre otras cosas, por haber sido de las pocas valientes que  "dan la cara".

Una "Canción del pirata" muy vuestra




Cuando lancé la propuesta de que hicierais un vídeo a partir de la famosísima Canción del pirata de José de Espronceda, no me imaginaba hasta dónde erais algunos capaces de llegar.

 Mi primera sorpresa fue veros en televisión, fabricando un barco pirata para los carnavales de Fuentes, y diciendo que algo tenía que ver con la asignatura de Lengua y literatura (y conmigo). Luego me contasteis que el viento destrozó el barco el mismo día en que lo sacasteis por fin a la calle, pero que aún así, haríais el vídeo con las imágenes que teníais de él. Y ahora que tengo el vídeo prometido, no puedo estar más contenta y más emocionada. 

Mil gracias y mi más sincera enhorabuena, Daniel Álava y Roque Montalbán, porque uno es tan grande como aquello que es capaz de hacer, y esto, sin duda, es muy grande.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...