Relatos vampíricos


El vampiro es un personaje romántico (en el sentido de acorde con el Romanticismo decimonónico), tanto por sus características como por su origen, ya que el vampiro moderno aparece por primera vez en la obra del médico William Polidori, titulada precisamente El vampiro, que escribió como respuesta a un reto lanzado en un encuentro con otros escritores románticos ingleses (Lord Byron y el matrimonio Shelley... Mary Shelley creó para la ocasión nada más y nada menos que a Frankenstein). A finales de siglo, concretamente en 1897, el irlandés Bram Stoker recrearía de nuevo esta figura del no-muerto que se alimenta de sangre humana en su novela Dracula, que es el libro del mes durante noviembre y diciembre en nuestra Biblioteca, El Arcón Encantado.

Así que aprovechando la feliz coincidencia de que justo estamos a punto de abandonar el Romanticismo, os propongo como tarea de escritura obligatoria la participación en el concurso de relatos vampíricos que propone nuestra Biblioteca. Así que, además de la correspondiente nota de clase, podéis  optar a ganarlo y conseguir 15 euros para nuestra cafetería (y una notita extra para Lengua).


En vuestro relato, que traeréis a clase el jueves 14 de diciembre, debe participar uno o más vampiros, que han de presentar las características típicas del personaje, que tenéis en algunos carteles de las paredes del instituto y que os recuerdo -por si acaso- aquí:

  • Logra la obediencia de seres repulsivos, como las ratas, moscas, arañas y los murciélagos, pero también de los lobos, los dingos y los zorros.
  • No se refleja en los espejos ni tiene sombra, tal vez como una manifestación de la carencia de un alma (aunque este atributo no es universal).
  • Telepatía, control mental.
  • Una fuerza sobrehumana.
  • Puede convertirse en animal o en niebla.
  • Pierde facultades durante el día. El vampiro huye de la luz diurna, que lo destruye
  • Duerme sobre tierra, traída de su lugar natal, en el interior de un ataúd.
  • Bebe sangre humana (su único alimento) y convierte en vampiros a quienes aseste su mordedura fatídica y bautice con su propia sangre haciéndoles beberla. Si únicamente son mordidos, no se transforman en vampiros.
  • Se le puede mantener a raya con crucifijos, ristras o flores de ajo, la Sagrada Forma consagrada y agua bendita; pero para que muera realmente, se le ha de clavar una estaca en el corazón o se lo ha de decapitar.
  • También Van Helsing menciona que si, cuando está dentro del ataúd, se coloca una rosa sobre la tapa del mismo no podrá salir; aunque Harker y sus colegas no tienen ocasión de hacerlo.
Vuestro relato deberá ser continuación del siguiente comienzo:
     “Cuando abrí los ojos el mundo que conocía había desaparecido. Los colores eran más intensos, las formas mucho más nítidas, podía ver todos los pequeños animalitos que poblaban de vida los árboles del jardín, también los oía, podía percibir, incluso, el sonido de la savia recorriendo los árboles; empecé a oír el sonido de un tambor, al principio lejano, pero cada vez se iba haciendo más intenso, notaba como hacía vibrar mi cabeza y hasta la punta de mis dedos.
      -Es la sed.
  La voz sonó a mi espalda, sobre mí, detrás de mi cabeza, rodeándome.
     -Debes alimentarte.”
El relato debe tener un título original y propio, y no ocupar más de cinco folios.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...