Los personajes de la obra dramática.


Lo que permite al espectador conocer a los personajes es su caracterización. En la obra dramática,  como no hay un narrador que nos los presente o nos los desriba, los personajes se ven caracterizados por su apariencia, lo que hacen y lo que dicen.



Existen varios tipos de personajes según distintos criterios:
  • Según su comportamiento dentro de la acción:
    • Protagonista: personaje principal, en torno al que gira el conflicto.
    • Antagonista: se opone al protagonista. Es el otro polo del conflicto.
    • Secundarios: se suma al protagonista o al antagonista.
    • Colectivo: representa a varias personas (el pueblo, los niños, los jóvenes, etc. Por ejemplo, el pueblo de Fuenteovejuna en la obra de Lope).
    •  Alegórico: encarna una idea (por ejemplo, el Amor, la Muerte, la Guerra...)
  • Según su evolución:
    • Estáticos: no cambian, no evolucionan, presentan siempre los mismos rasgos.
    • Dinámico o evolutivos: cambian, evolucionan, paralelamente al desarrollo de la acción.
  • Según su caracterización: 
    • Personajes-tipo: personajes que aparecen en muchas obras con los mismos rasgos ( el rey, el galán y la dama el villano, el comendador, el gracioso del teatro barroco,)
    • Personajes individualizados: personaje que solo aparece en una obra. Suelen ser más complejos.
    • Personajes planos: caracterízados por dos o tres rasgos muy simples y marcados.
    • Personajes redondos: caracterizados por más rasgos y matices, con una personalidad más compleja e incluso contradictoria.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...