"Y colorín colorado..."



... este cuento casi se ha acabado... Los cursos parecen largos cuando los vemos empezar en septiembre, y de repente, sin saber cómo, llega el calor, el verano y su final. Sé que este ha sido un curso especial para vosotros, lleno de incertidumbres, de elecciones complicadas, de decisiones importantes y a veces difíciles, de nervios, de momentos tensos, de emociones... Y de dificultades, claro. Pero no olvidéis que uno termina siendo tan fuerte como las dificultades que ha sorteado. Y sé que algunos ahora, al final de este curso, sois bastante más fuertes que al principio. Y me alegro mucho de haberos acompañado.

Porque además, echando la vista atrás para ver, como decía Machado, "la senda que nunca se ha de volver a pisar", estoy contenta y orgullosa de lo que habéis hecho: habéis leído mucho, obras completas, fragmentos, poemas; habéis analizado textos y los habéis comentado; habéis opinado de forma crítica, razonada y a veces apasionada sobre las obras de lectura propuestas; habéis defendido vuestra opinión; habéis explicado algunas ideas; habéis escrito relatos con moraleja, leyendas, poemas románticos, relatos realistas,  relatos sobre poemas, poemas sobre poemas, greguerías, caligramas, historias de terror, textos sobre el amor,  textos con muchas, con muchísimas frases hechas, diccionarios de jerga juvenil, retratos poéticos, artículos costumbristas sobre el siglo XXI... Habéis buscado poemas de amor, historias sobrenaturales, sobre infancias robadas y citas famosas;  habéis puesto voz a grandes mujeres de la historia, habéis jugado con los cuentos tradicionales, habéis hecho videopoemas... algunos hasta os habéis abierto vuestro propio blog (que ya tenéis ahí, todo vuestro y todo libre, para hacer con él lo que queráis...). Y todo eso en el soplo de un curso y sin daros apenas importancia. ¡Enhorabuena!

Ya sólo me queda desearos un feliz verano (tengáis o no que estudiar, y sea o no sea lengua y literatura lo que tenéis que estudiar) y, nos veamos o no en cursos sucesivos, todo lo mejor en ese futuro que os espera con los brazos abiertos. Querría daros algún consejo sesudo e importante, pero no me sale... Y además, como dicen en el vídeo de ahí arriba, al fin y al cabo, los consejos no son más que una forma de nostalgia... Sí me gustaría desearos mucha suerte y, sobre todo, que cada vez lo que os suceda dependa menos de la suerte y más de vosotros mismos. Y que no dejéis nunca de leer ni de soñar (que están muy relacionados), para que no tengáis que creeros que la realidad, sobre todo la vuestra,  es o puede ser sólo lo que alguien quiera contaros.

El vídeo de ahí arriba, titulado "Sunscreen" (es decir, "Protector solar") tiene ya muchos años, y es lo último que me gustaría compartir con vosotros este curso. Está dirigido por Bazz Lurham (director de películas como Moulin Rouge o el Romeo y Julieta que muchos visteis conmigo el año pasado), basándose en un discurso que una periodista norteamericana tuvo que dar ante jóvenes universitarios. En él se recogen los "consejos" que esa periodista se atrevió a darles para el futuro, siguiendo una tradición literaria muy antigua: la de la literatura moral, que pretende transmitir a las nuevas generaciones el saber sobre cómo vivir mejor y más felices que uno adquiere con el paso del tiempo. Tarea difícil y tal vez inútil, porque a vivir, como a casi todo, se aprende viviendo. Yo lo solía ver en clase, en 4º de la ESO, cuando el programa era otro y nos daba tiempo de llegar a la literatura de posguerra, y a José Agustín Goytisolo, que escribió a su hija Julia un poema maravilloso, titulado Palabras para Julia, donde le hablaba precisamente de eso: de la vida y de cómo vivirla. Este año no ha dado tiempo, pero aún así y por si acaso, ahí os lo dejo.

Feliz verano.

Besos y abrazos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...