"Te quiero, mamá", por Lucía Royo


He vivido cosas que no quería vivir;
últimamente y en estos momentos,
he preferido mil veces morir
que tener que volver a sentir
que ya no te tengo

He sufrido y he llorado;
como nunca había imaginado
y he visto que la vida
a veces te da de lado;
y nadie me había contado

No me gusta recordar, prefiero olvidar
lo injusto que es el mundo
cuando siento que me hundo

Que muchas batallas has logrado
pero la guerra estaba por ganar,
tú, la persona que estaba a mi lado
yo, que me recuerda a ti la mar 

¿Qué hacer en estos instantes?
El mirar para delante
dar la espalda a los miedos  
y no recordar lo de antes,
seguir como si ciegos, 
porque mi historia;
recordar no quiero

Con el corazón en la mano y por delante
decirle a la vida que lo más importante
queda en cenizas y en continuos ojalás
siendo conscientes de que no, no vendrás.

Sólo queda sonreír 
hacer como si reír
porque no se puede pedir
algo que no volverá;
para decir
que te quiere ver feliz.

Te quiero, mamá.


Siempre digo que para crear hay que ser valientes (hay que ser muy valiente para dejarse ver por dentro) y generosos (hay que ser muy generosos para compartir lo más nuestro que tenemos: nuestra imaginación y nuestros sentimientos).

 Por eso animo y valoro siempre tanto vuestras creaciones, y por eso me emocionó tanto que, con motivo de la propuesta aquella de hacer un retrato poético "a lo Machado", una alumna me escribiera esto, surgido directamente de una terrible experiencia, una de las más dolorosas que a alguien le puede tocar en la vida, y más siendo tan joven y vital como es  ella, Lucía. La más valiente y generosa, sin duda.

(Bueno, hay por ahí otra alumna -y tutoranda- muy valiente y muy generosa, que sé que entenderá y compartirá especialmente este poema, y a la que me gustaría dejarle aquí, también, un fuerte abrazo)

1 comentario:

Lucía Royo López dijo...

Muchas gracias! Es un placer compartirlo contigo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...