La poesía romántica


La poesía fue el género más cultivado del Romanticismo, el movimiento predominante durante la primera mitad del XIX, por ser el género dedicado por definición a la expresión de sentimientos, la subjetividad, el "yo". Los románticos llevarán a cabo una renovación total de lo que era la poesía, partiendo incluso de su misma definición: rechazan muchas de las convenciones que hasta ahora había encorsetado la creación poética y limitado a los poetas (tanto formales -la métrica, sin ir más lejos- como temáticas -las convenciones que hasta ahora dominaban la creación de poesía culta escrita: el petrarquismo, el amor cortés...) haciendo que la poesía sea reflejo auténtico, fiel y original de los sentimientos personales del autor. De  ahí que los románticos se reflejen de forma tan clara y auténtica en sus poemas.


Las principales características de la poesía romántica serán:

  • En cuanto a los  temas serán los característicos del Romanticismo:
    • El “yo”: los poetas reflejan sus sentimientos, hasta los más íntimos, su vida y su personalidad.
    • Amor: pasional, extremo, idealizado y casi siempre imposible.
    • Angustia vital, pesimismo: preocupación por el tiempo, por la falta de sentido de la vida, la muerte, la soledad, la frustración.
    • Reivindicaciones sociales e ideales románticos (sobre todo la libertad). De ahí su atención a seres marginales y su rechazo a las injusticias sociales.
    • La Naturaleza refleja el estado de ánimo y muchas veces aparece como símbolo.
  • En cuanto a la forma, se produce una ruptura deliberada de las normas que regían hasta entonces la creación literaria, y que eran especialmente visibles en este género, hasta ahora sometido al rigor de la métrica tradicional culta o escrita, que tenía que ser regular, perfecta, exacta. Y los románticos romperán con ella:
    • escribiendo poemas polimétricos (mezcla de versos de varias medidas)
    • escribiendo poemas poliestróficos (mezcla de estrofas distintas en un mismo poema), 
    • inventando estrofas nuevas y combinaciones personales de versos.
  • Además, van a emplear elementos tradicionales y populares (estrofas como el romance, estribillos, rima asonante, etc.)

Dentro de la poesía romántica se diferencian tres grandes tipos:

1.-Poesía narrativa
  • Son poemas que cuentan una historia. Sus argumentos van a presentar los elementos típicos de las narraciones románticas (misterio, muerte, lo sobrenatural, amor pasional, etc.)
  • Generalmente utilizan el  romance (forma métrica popular usada tradicionalmente para la poesía narrativa: serie indefinida de versos octosílabos que riman en asonante los pares quedando sueltos los impares.)
  • El principal autor es José de Espronceda con El estudiante de Salamanca.
2.- Poesía de exaltación de los ideales románticos
  • Reivindica los ideales románticos: la libertad, la rebeldía, la ruptura de las normas, el rechazo de la sociedad y sus injusticias... (por ello podríamos denominarla también “poesía rebelde”) A veces ensalzan a personajes marginales (piratas, ladrones, delincuentes, etc.) que viven al margen o atacan a la sociedad y sus normas, como forma de mostrar ese rechazo (crítica social).
  • Suelen ser poemas largos, poliestróficos y polimétricos, que emplean un tono altisonante, retórico, declamatorio.
  • El principal autor será también José de Espronceda (Canciones, El diablo mundo, El himno al sol…)
3.- Poesía intimista
  • Expresa los sentimientos más personales e íntimos del autor (amor, soledad, incertidumbre, angustia, miedo a la muerte, etc.).
  • Son poemas generalmente más breves, de métrica y lengua más sencillas y directas. Dentro de esta tendencia incluimos a dos grandes poetas “postrománticos” (escriben poesía romántica en la 2ª mitad del XIX, cuando ya había triunfado el Realismo): Bécquer y Rosalía de Castro. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...