Imagina: el Romanticismo


El Romanticismo es un movimiento político, social, cultural, artístico y literario que afectó a todos los órdenes de la vida, empezando por la ideología.  Se opone radicalmente al movimiento inmediatamente anterior (la Ilustración y el Neoclasicismo) que defendía la razón, el progreso, la utilidad y el respeto a las normas clásicas.

Nace en Alemania a finales del siglo XVIII (Schiller, Goethe) y desde allí se extiende a toda Europa.  A España llega en 1833, tras la muerte de Fernando VII, con la vuelta de los exiliados liberales desde Europa, donde habían entrado en contacto con el Romanticismo europeo, y durará sólo hasta mediados de siglo.  A pesar de su brevedad, su influencia es fundamental y se alarga prácticamente hasta nuestros días: muchos de sus géneros, sus temas, sus actitudes, aspectos de su concepción del arte y la literatura y ecos concretos siguen funcionando en la actualidad (la novela histórica, la literatura fantástica y de terror, la sinceridad poética, el subjetivismo...)
Sus principales características serán:
1.-Individualismo, subjetivismo, predominio del YO, egocentrismo.
2.- Defensa de la libertad, como valor fundamental, tanto en  la vida como en el arte :
  • Rebeldía: van a romper con todo tipo de normas, tanto sociales como artísticas, y van a considerar héroes a los que atacan esas normas o logran vivir al margen de ellas (bandidos, marginados, delincuentes, piratas, etc.). 
  • En literatura también se manifiesta esta ruptura de normas deliberada y constante: mezclan versos y estrofas, géneros distintos en la misma obra, ruptura de las unidades dramáticas, mezcla de tragedia y comedia, prosa y verso, distintos estilos, etc.
 3.- Predominio de los sentimientos frente a la razón: consideran los sentimientos la parte fundamental del hombre, y desconfían del alcance de la razón para explicar el mundo y la realidad humana. Por ello, atienden sobre todo a los sentimientos (especialmente el amor), especialmente los más extremos y pasionales.
 4.- Idealismo: los románticos persiguen grandes ideales (amor perfecto, belleza absoluta, justicia, felicidad total), casi siempre imposibles de alcanzar en la realidad.
 5.- Este choque entre sus ideales y la realidad les lleva a una actitud de pesimismo, insatisfacción y rechazo de la realidad que se manifiesta de varias formas (es decir, tiene varias consecuencias):
  • El sentimiento de melancolía, tristeza, insatisfacción, desesperación. Que puede llevar incluso al suicidio.
  • La rebeldía, la  ira, la protesta airada contra el destino, la sociedad, el mundo o Dios. 
  •  La evasión: los románticos huyen de la realidad (y su representación artística y literaria) de varias formas::
o    Evasión en el tiempo (o historicismo): gusto por épocas pasadas que consideran más heroicas o nobles que el XIX,  especialmente la Edad Media. De ahí, por ejemplo, el gusto por la novela histórica (Ivanhoe de Walter Scott, Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas…)
o    Evasión en el espacio (o exotismo): gusto por lugares y culturas alejadas de la propia (Oriente, India, lo árabe, etc.)
o     Evasión a través de la fantasía, lo imaginativo, lo irreal, lo irracional: gusto por las leyendas e historias que narren acontecimientos alejados de lo real, lo razonable o lo cotidiano. Por ejemplo, ahora nacen grandes mitos de la literatura fantástica y de terror como Drácula o Frankenstein.
6.-Obsesión con la muerte: la muerte es la realidad que impide al hombre la felicidad plena, y por ello se convierte en un tema recurrente de las obras románticas, en las que son frecuentes los sucesos trágicos y los elementos sepulcrales o lúgubres relacionados con ella (entierros, calaveras, cementerios, sepulcros, tumbas, ataúdes…)
7.- Uso de la naturaleza como reflejo del estado de ánimo: la naturaleza aparece muy frecuentemente en las obras de arte románticas, pero no de forma realista u objetiva, sino subjetiva, en consonancia con su estado de ánimo; es más, como forma de transmitir o expresar ese estado de ánimo. Así, la naturaleza típicamente romántica será:
  •  Violenta, desatada, agitada (que expresa rebeldía, desesperación...): tormentas, huracanes, tempestades, mar embravecido. 
  •  Triste, melancólica, desolada (nieve, bruma, bosques en invierno, el otoño, hojas secas, cielo gris...) 
  • Paisajes lúgubres, tétricos, misteriosos o históricos (ruinas, castillos, grutas, ruinas, paisajes nocturnos, cementerios...)
 8.- Nacionalismo: atención a lo peculiar, característico o propio de cada país o región, a los aspectos que los diferencian de otros (lengua, cultura, costumbres, leyendas, tradiciones, etc.). De ahí su atención a las leyendas, poemas, canciones y costumbres populares, de las que toman argumentos y formas para sus obras (por ejemplo, se cultivan géneros como la leyenda o el romance, se toman argumentos de historias populares como la de los amantes de Teruel, etc.)
9.- Nueva concepción de la literatura: para los Románticos, la literatura debe ser la expresión individual, auténtica y libre de los sentimientos personales:
  • Ruptura de normas que limiten esa libertad expresiva. 
  •  Aparecen sentimientos extremos (amor inevitable y apasionado, odios de por vida, tristeza que llega a la desesperación…)
  • Valoración de la inspiración (antes que la técnica) y el genio individual (antes que el aprendizaje)
10. -Lenguaje (estilo) grandilocuente, exaltado, intenso, retórico, altisonante.

 El género más cultivado será la poesía, por ser el que mejor permite la expresión de sentimientos y la subjetividad

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...