Del más allá al más acá..


Y seguimos con fenómenos extraños, entre otras cosas, porque se acerca Halloween o la Noche de Difuntos, fecha idónea para hablar de fantasmas, esas almas de los muertos que se resisten a dejar el mundo de los vivos e incluso intentan asustarlos, molestarlos o comunicarse con ellos.

Independientemente de nuestras creencias o nuestro escepticismo personal ante estos temas (aspecto sobre el que vais a opinar), lo cierto es que es un asunto muy sugerente, del que se ha hablado desde hace siglos y que ha servido de base para leyendas, historias, novelas, obras de teatro, películas y canciones. Ya veremos, por ejemplo, como en el Romanticismo (al que gustaban tanto este tipo de temas) tendrá que ser un fantasma, el de D. Gonzalo en forma de estatua de piedra, el que vuelva del más allá para pararle los pies al cínico seductor D. Juan Tenorio, y como algunas leyendas románticas recogerán en su argumento apariciones espectrales: el Miserere,  Maese Pedro el organista o El monte de las ánimas de Bécquer:




o la Leyenda de Sleepy Hollow del estadounidense Washington Irving, adaptada al cine por Tim Burton:.



Y desde entonces, el tema se ha tratado desde todas las ópticas y con prácticamente todos los tonos posibles. Aquí os dejo algunos de los grandes clásicos literarios y cinematográficos que nos ha dejado esto que podíamos considerar casi casi un subgénero.


Por ejemplo, a finales del XIX  el escritor británico Henry James escribió una inquietante novela, Otra vuelta de tuerca, en la que una institutriz  acude a una apartada mansión para instruir a dos niños (los niños,curiosamente, suelen ser un elemento recurrente en este tipo de historias), y va percibiendo poco a poco, en un ambiente de angustia y misterio asfixiante, la presencia y la influenia de los espíritus de la anterior institutriz, muerta en extrañas circunstancias, y del criado con el que mantenía relaciones.  Como la historia aparece contada por la institutriz, se puede interpretar de dos formas: o bien que los fantasmas realmente existen, o bien que son producto de su mente atormentada... que es uno de los aciertos del libro, que mantiene así aún más el suspense y la intriga.

Un poco antes, el irlandés genial Oscar Wilde había escrito un cuento breve que trataba el tema de los fantasmas pero desde una óptica muy distinta: la que combina el humor y la ternura. El fantasma de Canterville es la historia de un fantasma inglés, Simon Canterville, que lleva siglos atormentando a los habitantes de la que fuera su mansión. El actual Lord Canterville vende esa mansión a una famila norteamericana, los Otis, caracterizados por su modernidad, su escepticismo y su espíritu práctico, que no hacen ni caso de las advertencias del vendedor. El pobre fantasma intetará atemorizarlos sin demasiado éxito y, desesperado, encontrará ayuda en la más inocente, sensible y angelical de la familia, la joven Virginia. Un relato divertido, tierno e imaginativo que podéis leer aquí, y que ha sido adaptado muchísimas veces al cine, el teatro, la televisión e incluso al musical.

Una idea parecida a esta (que le da la vuelta la género, haciendo que sean los fantasmas las víctimas de los vivos, y no al revés) es la que recoge Tim Burton en su pelicula Beetlejuice. Un joven matrimonio  muere en un accidente y queda atrapado en su casa, que es comprada por una insufrible familia neoyorkina de la que intentarán deshacerse con apariciones fantasmales sin demasiado éxito (entre otras cosas, por su inexperiencia como fantasmas). Por ello, recurrirán a un "bioexorcista", llamado Beetlejuice, que cobra por ayudar a los muertos a librarse de los vivos, pero que es un caradura, egoísta, cínico... y peligroso. También en este caso encontrarán ayuda y comprensión en la hija de la familia, Lydia, pero que no es una jovencita angelical como Virginia, sino una adolescente gótica, "oscura", solitaria y depresiva.



 Os dejo además el  encuentro de los fantasmas con el "bioexorcista", donde ya queda clara la "calaña" de este personaje:



O la escena más famosa de esta película llena de imaginación, la de la cena, en la que los fantasmas intentan asustar a los vivos haciéndoles bailar con una curiosa coreografía.Y aquí tenéis una selección de otras escenas de esta divertidísima película


Pero quizás la película más famosa sobre este asunto sea una de 1982, titulada Poltergeist, que se ha convertido en todo un clásico del cine, con escenas memorables  parodiadas hasta la saciedad. Cuenta la historia de una familia que se traslada a una casa en la que pronto empiezan a percibir fenómenos extraños que afectan sobre todo a la hija pequeña, Caroline (ya os dije... los niños en estas historias son una constante), a la que los fantasmas llevarán con ellos y a la que podrán oír pedir ayda a través del televisor... Para recuperarla, recurrirán a una medium que pueda traerla de nuevo "a este lado". 

La escena en que un muñeco con forma de payaso intenta estrangular al hijo, la habitación cerrada con todos los juguetes moviéndose descontroladamente, la frase de Caroline para anunciar la llegada de los fantasmas ("¡Ya están aquiiiiiii"!") o la de la medium y la madre intentando traerla de vuelta ("¡Ve hacia la luz, Caroline!") forman parte de los grandes tópicos de la historia del cine.




Además, a sobre esta película hay una "leyenda negra" que la convierte en una película maldita de Hollywood (como muchas otras, por ejemplo, El exorcista, La Semilla del Diablo, El cuervo, El caballero oscuro o incluso una tan inocente como Tres solteros y un Biberón;  para más información, pon "películas malditas" en Google),. Los propios actores hablaron de fenómenos extraños ya  durante el rodaje. Por ejemplo, la actiz que interpreta a la madre cuenta que mientras duró el rodaje, al volver a casa se encontraba cuadros y fotografías caídos de las paredes; y ella lo relacionaba con el hecho de que para la escena de la piscina se utilizasen esqueletos reales porque era más barato... Al poco tiempo de acabar de rodar la película, la actriz que interpretaba a la hija mayor murió estrangulada por su novio con sólo 22 años.

El éxito de taquilla hizo que se rodaran una segunda y una tercera parte,  Uno de los actores de la segunda parte, que interpretaba a un  reverendo malvado que queria llevarse a la pequeña Caroline al otro lado, murió de cáncer de estómago, y durante el rodaje fueron frecuentes pequeños accidentes que uno a uno no eran demasiado importantes, pero todos juntos inquietaron mucho a los implicados en el rodaje. En la película aparecía el personaje de un chamán indio, interpretado por un chamán real, que, al parecer, se ofreció a realizar un exorcismo, tras el cual aparentemente las cosas se calmaron, pero que según algunos, le costó la vida, porque poco después de finalizar la película tuvo que ser sometido a un doble trasplante de corazón y pulmón al que no sobrevivió. Tenía 53 años.


Durante el rodaje de la tercera parte, volvieron los accidentes. Pero lo que más contribuyó a la leyenda fue que  la actriz que interpretaba a  la pequeña Caroline  murió a causa de una obstrucción intestinal mal diagnosticada con 12 años antes de que finalizara el rodaje de la tercera parte (que tuvo que terminarse, entre bastante polémica, con un final distinto, rodado con una doble de la niña) ¿Coincidencia o fenómeno paranormal? Eso ya queda a la interpretación de acada uno. Si queréis más datos, podéis consultar aquí..

Otra de las películas sobre el tema que se ha convertido en todo un clásico es El sexto sentido,  escalofriante historia de un niño (¿no os lo dije?) que tiene un don maravilloso y terrible al mismo tiempo: él, y solo él, percibe la presencia de los muertos a nuestro alrededor. Y lo mejor, su sorprendente final, que hace que el espectador tenga que replantearse todo lo que ha visto hasta ese momento (y al volver a verla, descubrir que no hay un solo fallo). Esta película nos brindó otra frase mítica del cine: ·"En ocasiones veo muertos..."



Y también inquietante y de final sorprendente es  Los otros, de nuestro oscarizado Alejandro Amenábar, que cuenta la historia de una madre que vive aislada en un enorme caserón, con sus dos hijos (otra vez, niños), a los que debe proteger de la luz debido a una extraña enfermedad. En el caserón empezarán a ocurrir extraños fenómenos que advierten también de una presencia extraña... que no será lo que pudiéramos esperar en un primer momento.



Una de las mejores peliculas sobre ánimas que pululan por aquí buscando salvación o venganza es The Ring, la Señal, adaptación de una película japonesa, en la que aparece otra niña, pero esta realmente terrorífica y, de nuevo, la tele... En este caso, la muerta se comunica con los vivos mediante una cinta de video que tiene el maléfico poder de hacer que aquel que la vea reciba una llamada que le anuncia un plazo: siete días, tras los cuales muere.



Pero no todas las historias de fantasmas tienen que dar miedo. También pueden ser románticas. Claro. Sólo hace falta que el fantasma sea el de un chico enamorado que intenta comunicarse con sus chica, a la que nunca había dicho "te quiero" cuando estaba vivo, para protegerla de alguien que quiere hacerle daño. Y para ello utiliza a una medium simpatíquisima, interpretada por Whoopi Wolberg, que para mí es lo mejor de la pelicula. La cación de los Righteous Brothers, Unchained melody, y la escena del torno con la arcilla son también momentos clásicos del cine... La película, por si no lo habéis adivinado todavía, se titula "Ghost" (en español le pusieron un subtítulo, "Más allá del amor", que a mí personalmente no me gusta nada). Cualquier tarde de estas, la vuelven a poner en televisión... Aquí tenéis el tráiler en inglés. No he podido encontrarlo en castellano. Pero bueno, vosotros inglés sabéis mucho, ¿no?



Y para terminar, un par de canciones clásicas sobre el tema. La primera, como no, el famosísimo "Thriller " de Michael Jackson, todo un hito de los años 80, cuando muchos telespectadores de una noche de fin de año se vieron impactados por esta historia de una parejita que va al cine, cuando él resulta ser... Bueno, vedlo, con su baile de zombies que llegaría a ser mítico:



 Y en nuestro país y en castellano, hace ya unas décadas otro grupo mítico hizo una canción sobre fantasmas que lo pasán de muerte y de miedo en un cementerio. Eran Mecano y la canción se titulaba así, "No es serio este cementerio":



Y si tú conoces algún otro relato, libro, película, serie o canción  (o varios) que trate la tenebrosa cuestión de la vida de ultratumba, el terror o el misterio puedes escribir un texto en que lo o los comentes de forma personal ( omenta su argumento, los personajes, la visión que da del tema -seria, triste, paródica, terrorífica...-  habla de su autor, busca información, anécdotas, tu opinión o experiencia personal con ese libro, canción o película... lo que quieras) y publícalo como comentario a esta misma entrada antes del 25 de noviembre. Y ya sabes: nota extra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...