El terrorífico "se"


Efectivamente, "se" quizás sea la palabra más terrorífica del castellano. Al menos, para los estudiantes de gramática y sintaxis. Porque es curioso cómo una palabra tan pequeñita puede presentar tantos valores diferentes que es imprescindible conocer y distinguir. Simplificando al máximo (que es lo que yo he hecho), diferenciamos seis, pero en uno de ellos (que denominaremos "se pronominal") incluiremos varios matices distintos: el SE dativo ético, el SE marca de voz media, el SE incoativo, el SE de los verbos pronominales, el SE enfático, el SE causativo...

Así que resumiendo y simplificando, tenemos tres valores en los que el se funciona como un pronombre con función sintáctica ( o sea, parte de la oración), que será según los casos, Complemento Directo o C. Indirecto, y tres en los que el se es un morfema verbal independiente o libre, que forma parte, por tanto, del Núcleo del Predicado.

Los SE parte de la oración, con función sintáctica son:
  • El falso SE, que sustituye al pronombre de Complemento Indirecto le,les cuando tras él va otro pronombre átono de Complemento Directo (lo, la, los, las). Equivale a "a él, a ella, a ellos, a ellas" y siempre realiza la función de C. Ind. :
                                              Díselo.  No se lo ha dado todavía.
  • El SE reflexivo, que significa "a sí mismo, a, os, as" y aparece cuando el Sujeto recibe la acción qué él mismo realiza, bien como C. Directo ( Ana se miró en el espejo), bien omo C. Ind. (Ana se pintó las uñas)
  • El SE recíproco, que significa "uno a otro, mutuamente", y aparece cuando un Sujeto múltiple se intercambia la acción, bien como C. Directo (Juan y Ana se quieren), bien como C. Indirecto (Los asistentes se intercambiaron regalos).
Dentro del SE morfema verbal, que forma parte del verbo o Núcleo del Predicado, debemos diferenciar al menos otros tres tipos
  • El SE marca de impersonalidad, que aparece siempre en 3ª persona de singular, sin sujeto explícito ni omitido, y que significa algo así como "en general, todo el mundo, alguien indeterminado"....
                                      En esta clase se estudia poco.
  • El SE marca de pasiva refleja, que aprece también siempre en 3ª persona pero que como va acompañado de un Sujeto paciente (es decir, que no realiza sino que sufre, padece o recibe la acción expresada por el verbo), puede aparecer en singular o plural, según cual sea el número del Sujeto. Tiene el mismo sentido que la pasiva perifrástica (o sea, la construida con el verbo "ser"), y se utiliza cuando no queremos expresar quién es el agente, o sea, el que realiza la acción del verbo.
                               Se arreglan lavadoras (=lavadoras son arregladas)
  • Por último, el SE pronominal donde nosotros incluimos muchos valores  del SE, que tienen en común que acompañan al verbo, pudiéndose cambiar de persona (y entonces pasa a me, te, nos, os) pero sin un valor reflexivo. Siempre hay un Sujeto (expreso u omitido) que no es paciente. Es el SE de 
    • verbos pronominales (quejarse: yo me quejo, tú te quejas, él se queja), 
    • el que expresa el provecho de la acción o dativo ético (Se comió tres platos de sopa), 
    • el que expresa voz media, o sea, una acción que tiene lugar en el sujeto (La radio se ha estropeado),
    •  el que tiene valor enfático (Juan se ríe de todo)
    • el que provoca un cambio de significado en el verbo (No se acuerda de nada / vs. Acordaron decir la verdad), 
    • el SE causativo que indica en que el sujeto causa la acción aunque no la realice (Juan se operó de cataratas), 
    • el SE incoativo que marca el comienzo de la acción (El niño se durmió a las diez). 
    • Pero insisto: no os preocupes, que entre estos matices no tendréis que distinguir: nosotros los llamaremos a todos "SE pronominal"y sólo debéis preocuparos en diferenciarlos de los otros cinco.

Aquí os dejo el cuadro que hemos empleado en clase y las oraciones para practicar (que, como en casi todo, es la clave)


Y os añado aquí unos cuantos enlaces, tanto teóricos como prácticos, que os pueden ser útiles. Pero recordad que  algunos de ellos diferencian entre dativo ético y otros matices del se que nosotros incluimos dentro del se pronominal



Ánimo, porque el se es un monstruo no tan terrorífico como lo pintan y al que se puede vencer, como a casi todo, con mucha práctica, constancia e insistencia.

2 comentarios:

eli diez dijo...

Muchas gracias por utilizar mi blog como recurso para sus alumnos. Un saludo.

Teresa L dijo...

Gracias a ti por tu blog, por venir y comentar. Un saludo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...