Romance para que escribáis un romance



Romancero, Romancero,
desde tan lejos llegado,
en tus rimas y en tus versos
vamos ahora a inspirarnos,
porque ha llegado el momento
para hacer algo apañado,
que tal vez entre vosotros
muy escondido y callado
haya algún nuevo poeta
y es menester encontrarlo.


Un romance he de pediros
pero que no os cause espanto,
que para evitar protestas
será solo voluntario.
Un romance muy sencillo
que no es nada exagerado
pedírselo a unos alumnos
que son majos y “escoscados”.


Id pensando cómo haréis
para escribir en un rato
un romance sencillico
o, si os gusta, complicado.
Podéis hacerlo en parejas
o solitos, que no es tanto,
y  es más fácil, si os ponéis,
de lo que os estáis pensando.


Ya sé que ahora mismito
boquiabiertos y ojipláticos
leeréis estos versillos
diciendo casi indignados:
“¿Como osa esta mujer
pedirnos así, tan a saco,
un poema que además
es antiguo y desusado?”
Pero sabed, estudiantes,
que no es tan descabellado
pensar que podéis crear
un romance bien rimado,
aunque tengo que advertir
-por si os habéis asustado-
que las rimas y la métrica
no os preocupen demasiado:
que la asonante rima
se vaya desparramando
por los versos que son pares,
los impares olvidando,
y veréis que sin querer
os salen octosilábicos
cada uno de los versos
en que vayáis desgranando
una historia real o no,
algo histórico o soñado,
o  expreséis los sentimientos
que tantas veces guardamos.
 Y si os vais alguna sílaba
para arriba o para abajo
no me pondré quisquillosa
¡No han de ser todos exactos!


Podéis usar, si queréis
los recursos explicados,
usados por los romances
que leímos y estudiamos:
repeticiones, anáforas
¡exclamaciones! ¡diálogos!,
apelar al auditorio
para que se fije en algo,
o usar el fragmentarismo
con un final no muy claro.


Recordad lo que es romance
para que el vuestro sea válido:
cada verso de ocho sílabas
y versos pares rimando,
las vocales repitiendo,
las consonantes cambiando
que hasta medio punto os daré
(desde ahí,  ya para abajo)
según os salga el poema
y sea bonito el trabajo,
que en la evaluación vienen bien
estos extras, por si acaso.


Además de los leídos
me gustaría acercaros
 y así, vayáis comprobando
que es lo más fácil del mundo
si ese miedo  abandonamos.


Si os animáis, ya sabéis,
en un correo enviadlo
para que llegue sin falta
antes del uno de marzo.


(Nota aclaratoria: si os animáis, buscad para la rima asonante de los versos pares aquellas que son más frecuentes en nuestro idioma. Como veis, yo he elegido -a...o (que me permite usar en posición de rima palabras terminadas en -ado, -ano, -aro, -aso...), porque muchas palabras la tienen. Otras muy frecuentes son -a...a (-ada, -ana, -ara, -asa, -ata, -ama...), -i..o (-ido, -ino,- iros, -iso...) -o...o (-odo, -oso, -oto), -a... (-ar, -án, -ás, -á...). 

Además, si os es más fácil, podéis cambiar las rimas cada cierto número de versos

Animaos, que es más fácil de lo que creéis

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...