Pistas para disfrutar mejor "Donde aprenden a volar las gaviotas"


Estamos leyendo Donde aprenden a volar las gaviotas, de la escritora zaragozana Ana Alcolea, una novela en la que el protagonista, Arturo,  realiza un doble viaje: desde una parte, desde su Zaragoza natal hasta Noruega, y por otra, desde el presente al pasado de la abuela de su amigo Erik: una historia de amor extraordinaria que tiene la ocupación nazi como marco.

Para que podáis zambulliros en esta novela y paladearla sin perder un matiz, aquí os dejo un par de cosillas que podrán ayudaros.


En primer lugar, la magnífica guía de lectura elaborada por Carmen Andreu, profesora del IES Miguel Catalán de Zaragoza.



Por otra, en la entrada que esta misma profesora dedica en su blog a la obra, encontraréis información sobre Noruega y sobre algunas de las películas que se mencionan en la obra (Excalibur, Blade Runner, Los pájaros, 2001 una odisea espacial, Charada, Cinema Paradiso, Memorias de África, La vida es bella....)

Os dejo también este vídeo con imágenes de Noruega, sus fiordos y ciudades, para que visualicéis el entorno en el que se desarrolla la novela

 

 O este otro con imágenes de la espectacular naturaleza noruega:

 

Y en este tenéis imágenes de Gjaesligan, la isla que visitan los tres amigos en su investigación sobre el pasado de Elsa, que es un territorio protegido. Y maravilloso, claro:

 

Este os explica en qué consiste el sol de medianoche, otro de los fenómenos que aparecen en el libro:



En la novela es un elemento fundamental el Holocausto nazi, que asoló Europa en la década de los 40, y que, aunque es uno de los episodios más terribles de nuestra historia reciente (y de la historia en general), es necesario conocer, , por muy duro que sea, porque aquel que no conoce la historia está condenado a repetirla. El exterminio judío y los campos de concentración dieron lugar a historias tremendas, algunas de las cuales han tenido su reflejo en libros y películas. Aqui os recomiendo los clásicos imprescindibles para acercarse un poco a ese horror frente al que lo más peligroso es, sin duda, esconder la cabeza.

Entre los libros, os destaco tres:

  • El diario de Ana Frank, los diarios personales de una adolescente judía que tuvo que esconderse de los nazis con su familia en Amsterdam, entre 1942 y 1944, en plena Segunda Guerra Mundial Anna Frank pasó por varios campos de concentración hasta morir por una epidemia de tifus. Imprescindible testimonio de lo que supuso el Holocausto.





  • Si esto es un hombre, del escritor italiano Primo Levi: relata el dia a día en el campo de concentración de Auschwitz al que él fue deportado por ser parte de la resistencia y tener ascendencia judía, y es un estremecedor testimonio de la deshumanización que supuso el horror nazi para las víctimas.




  • El niño con el pijama de rayas, del irlandés John Boyne. Uno de esos libros que es mejor leer sin que te cuenten nada de él. Así que yo no voy a contaros nada. Sólo recomendaroslo, porque os va a encantar. Seguro (y ya sabéis que yo no me atrevo a afirmar esto de casi ningún libro)








En cuanto a películas, os destaco también tres grandes títulos (aunque hay muchísimos más):

La lista de Schindler, del director judío y estadounidense Steven Spielberg, basada en la historia real de  Oskar Schindler, un empresario alemán que salvó la vida de alrededor de 1100 judíos polacos durante el Holocausto.





La vida es bella, del italiano Roberto Benigni, preimiada con el Öscar a la mejor película extranjera, que narra la estremedora historia de un padre y su hijo, un niño de corta edad, en un campo de concentración:



El pianista, de Roman Polanski, una adaptación de las memorias del músico polaco de origen judío Władysław Szpilman durante la ocupación nazi de Polonia:




Por si queréis saber más, aquí tenéis un documental sobre el Holocausto y los terribles campos de concentración:

:

Cambiando de tema, Elsa, la abuela, padece una de esas enfermedades mentales, por desgracia tan frecuentes en las personas de edad avanzada (o incluso no tan avanzada) que en su caso le borra recuerdos. Y sobre este tema me gustaría recomendaros también otra película maravillosa: El hijo de la novia, del director argentino Juan José Campanella:


Y si has llegado hasta aquí abajo, tienes la oportunidad de conseguir 0,25 más en la evaluación si eres el primero en responder, mediante un comentario firmado a esta entrada, a las siguientes preguntas:

En la obra hay un "guiño" a otro libro de Ana Alcolea que leisteis en 1º de la ESO, El medallón perdido... ¿Podrías explicarlo? ¿Quién es Ángela? ¿En qué persona real puede estar inspirado este perosnaje y por qué?

4 comentarios:

ilham kassou dijo...

¡Buenas tardes!

Yo no se más o menos lo que quiere decir un "guiño", con que voy al decir lo que creo que puede ser.
Un guiño, es como un libro está metido en otro, como la escritora Ana Alcolea ha hecho, en el libro del Medallon Perdido, por lo que me acuerdo, al finales del libro Benjamín vio a una chica que es Ángela, que en aquel libro era escritora y le preguntó si le gustaba un zumo de fresas, porque vio que tenía puesto el mismo medallon que él, el medallon de su tío. Y también está en el libro El Retrato de Carlota, el que leímos el año pasado, Ángela es la tía de Carlota que vive en Venecia y es escritora, y creo que es a eso lo que quieres decir. Y creo que Ángela se trata más o menos a una persona real que es la escritora, Ana Alcolea. Porque, en estos 2 libros que he leído y va un tercero, a Ana le gusta mucho viajar por lo que veo y Ángela también y las personalidades se parecen, por lo que he leído de Ana Alcolea y sus libros pues se le conoce un poquito y Ángela en el libro El Retrato de Carlota pues para mí es que se parecen o eso creo. Yo creo que esta es la respuesta.
¡Saludos!

Teresa L dijo...

¡Genial, Ilham!! ¡Enhorabuena! El 0,25 es todo tuyo ;)

Nadia Casabona Erlac dijo...

Me ha parecido alucinante. Ya me habían hecho ciertos comentarios sobre este libro. Yo creo que ha sido de los mejores libros que me han hecho leerme a lo largo de los cursos del instituto. Tiene sus partes bonitas y sus partes tristes, pues ya sabemos cómo fue esa etapa de guerra...
Al principio, el libro no me imaginaba que fuese a tratar sobre esto, pues hasta que no empieza el tema de la caja de su abuela Elsa, el libro no tiene nada por lo que interesarse.
Es un libro que ofrece mucha intriga y de sorpresas inimaginables.
Por supuesto, mi protagonista favorita ha sido Elsa. Parecía que su vida no escondía nada por lo que preocuparse, más que por su enfermedad, que le producía pérdida de memoria. Es una mujer muy lista, pues ya desde que su madre padecía la misma enfermedad pensó en escribir y guardar recuerdos de los que valían la pena revivirlos cada vez que los leyeses, por si en un futuro sufriese lo mismo que su madre. Es una desgracia lo que tuvo que aguantar de joven, tener que marcharse de su casa y abandonar todo cuanto tienes es muy duro. Tiene a Henrik, que le quiere y le informa de su padre cuando está prisionero. Su hermano no le hablaba, su madre enferma, a su amiga Rebeca se la llevan los soldados nazis, su padre acaba fusilado por participar en la Resistencia, y al poco su madre muere. Más tarde, Henrik es transladado a otro lugar. Y la gente de su pueblo... No hay comentarios para aquello...
Muchas desgracias para tan poco tiempo y para tan poca edad. Al irse de su localidad, su vida cambia, y comienza a tener suerte. Se casa con Gunnar, se queda embarazada... Es una historia realmente bonita, se aprecia fácilmente la fuerza que tiene Elsa, otros no hubiesen sabido cómo actuar en esa situación, y ella sup seguir adelante.
Erik, Arturo y Karin hacen un papel verdaderamente importantísimo, tienen una capacidad de imaginación impresionante, cada vez que intentaban sacar soluciones me quedaba boquiabierta. Me alegra que consiguiesen su ojetivo.
El final es realmente feo, no me esperaba que acabase así, podría haber continuado contando que Elsa se reunió con Henrik, y que recuperaron el tiempo perdido permaneciendo juntos los años que les quedaban a ambos. Es un fastidio que no explique nada más, pero yo espero que este libro siga siendo obligatorio leerlo. Supongo que ya tenemos todos idea de lo buena que es Ana Alcolea con los libros de misterio, me pareció increíble la manera en la que relaciona este libro con "El medallón perdido" y con "El retrato de Carlota".
Lo valoraría con un 9'5, y no le pongo un 10 porque el final no me ha llenado del todo la historia.
Un saludo.

Teresa L dijo...

¡Gracias, Nadia! Me alegro de que hayas podido subir el comentario, aunque esta no es la entrada... No te preocupes que ya lo copió yo allí. Mil gracias de nuevo, y un saludo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...