Las unidades de la lengua

La lengua es un código muy complejo y, sin duda, el más importante que empleamos los seres humanos para esto de comunicarnos (tanto, que hay quien cree que puede ser, incluso, lo que nos define como especie). De hecho, sirve para que diferenciemos dos grandes tipos de comunicación: la verbal, vinculada a la lengua, y la no verbal, ajena a ella.

Pero la lengua es además, un código potentísimo, que permite que con una cantidad pequeña de unidades mínimas (en castellano, los 24 fonemas de nuestra lengua) podamos emitir un número infinito de mensajes y hasta crear mensajes nuevos, nunca antes emitidos por nadie. Y el análisis lingüístico ( o análisis de la lengua) consiste precisamente en desentrañar cómo es esto posible, o sea, cómo funciona la lengua

Y la clave está en que la lengua funciona combinando unidades pequeñas en unidades cada vez más grandes, que van desde los fonemas hasta los textos Y en cada nivel tenemos unidades que se puenden combinar para formar muchas unidades mayores diferentes. Es decir, que la lengua es como un juego de construcción con el que creamos cosas muy distintas combinando las mismas. piezas de forma diferente cada vez.

Estas unidades de la lengua son, de mayor a menor:
  • La oración: secuencia con sentido completo en la que hay, al menos, un verbo en forma conjugada: Los gatos negros están en el tejado.
  • El sintagma: conjunto de palabras que realizan juntas una misma función:
      • En la oración anterior distinguimos en primer lugar dos sintagmas: uno que realiza la función de Sujeto (Los gatos negros) y otro que realiza la función de Predicado (están en el tejado). Dentro de este último, a su vez, tenemos el sintagma "en el tejado" que realiza la función de Complemento Circunstancial de Lugar. O sea, que dentro de un sintagma puede haber, a su vez, sintagmas.
  • La palabra: unidad que los hablantes creemos tener muy clara, pero que resulta muy difícil de definir. En todo caso, la reconocemos claramente porque en la escritura va entre espacios en blanco (y en la lengua oral, puede pronunciarse entre pausas, aunque no se haga; es lo que se llama una pausa virtual o posible). 
      • El sintagma Los gatos negros está formado por tres palabras: los, gatos, y negros
  • El monema: unidad más pequeña con significado; es decir, que los monemas ya no se pueden dividir en unidades más pequeñas que tengan significado. Estas unidades menores  se combinan para formar palabras, y las palabras pueden, por tanto, dividirse en monemas.
      • Por ejemplo, gatos está formada por tres monemas: 
        • gat- que significa "animal felino doméstico", 
        • -o-, que significa "masculino"
        •  -s que significa "plural".
  • El fonema : es la unidad más pequeña (no puede dividirse en unidades menores) y no tiene significado. Son los sonidos que emplea la lengua para formar sus signos. En castellano son sólo 24: 19 consonantes y 5 vocales.
Analizar una secuencia consiste en ir reconociendo (y clasificando, como veremos) las distintas unidades con las que se ha formado: así, las oraciones se analizan en sintagmas, los sintagmas en palabras, las palabras, en monemas. Y en sentido inverso, los monemas se combinan para formar palabras, las palabras para formar sintagmas y los sintagmas para formar oraciones.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...