Los adverbios

En nuestro repaso de las clases de palabras hemos llegado, por fin, al adverbio, que podemos diferenciar de otras por las siguientes características:
  • Es una palabra invariable, y, por tanto, no puede llevar morfemas flexivos de género y número o desinencias. En la práctica: un adverbio nunca aparecerá ni en femenino ni en plural (despacio, mucho, poco, rápido, fácilmente...).
  • Generalmente, indica circunstancias: lugar, tiempo, modo, cantidad...
  • Un adverbio va a complementar:
    • a un verbo: Juan estudia mucho (el adverbio mucho complementa al verbo estudia)
    • a un adjetivo: Este ejercicio es bastante fácil (el adverbio bastante complementa al adjetivo fácil)
    • a otro adverbio: Vive extremadamente lejos  (el adverbio extremadamente complementa al adverbio lejos)


Teniendo en cuenta todo esto, es bastante fácil diferenciar a los adverbios. Y entonces llega el momento de clasificarlos. Hay siete clases de adverbios: cuatro que indican circunstancias (lugar, tiempo, modo, cantidad) y tres que indican modalidad, es decir, cómo enfoca el hablante lo que dice (afirmación -si afirma-, negación -si niega- y duda -si duda-). Aquí tenéis algunos ejemplos:
  • Adverbios de lugar: responden a la pregunta ¿dónde?: aquí, allí, allá, ahí, encima, arriba, debajo, abajo, detrás, delante, lejos, cerca...
  • Adverbios de tiempo: responden a la pregunta ¿cuándo?: hoy, ayer, mañana, antes, después, temprano, pronto, tarde...
  • Adverbios de modo: esponden a la pregunta ¿cómo?:
    •  así, bien, mal, despacio, deprisa ...
    • adjetivos inmovilizados en género y número (rápido, alto, bajo...
    • la mayoría de los formados añadiendo el sufijo -mente a un adjetivo (fácilmente, rápidamente, eficazmente...)
  • Adverbios de cantidad: responden a la pregunta ¿cuánto?: mucho, poco, bastante, demasiado.... ¡Ojo! Que muchos de estos adverbios coinciden con determinantes y pronombres indefinidos, y para diferenciarlos hemos de tener muy en cuenta lo dicho arriba sobre los adverbios. Pero ya lo veremos con más calma.
  • Adverbios de afirmación: sí, también, además, efectivamente...
  • Adverbios de negación: no, tampoco..
  • Adverbios de duda: acaso, quizás, posiblemente, probablemente....
Por último, es necesario tener en cuenta que existen locuciones adverbiales: grupos de palabras en combinación fija que equivalen a un adverbio de alguna de estas clases: a mano derecha, en el quinto pino (lugar), en un periquete (modo), de vez en cuando (ttiempo), a cántaros (cantidad), por supuesto (afrimación), para nada (negación), tal vez (duda).

2 comentarios:

Teresa L dijo...

Chicas, he borrado los comentarios porque como se dice claramente en la entrada, los abecedarios debéis mandármelos AL CORREO.

¡Ánimo!

Teresa L dijo...

Chicas, he borrado los comentarios porque como se dice claramente en la entrada, los abecedarios debéis mandármelos AL CORREO.

¡Ánimo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...