Versiones para un fantasma: el de Canterville

Hemos comenzado a leer en clase el que quizás sea el más famoso de los escritos por el irlandés Oscar Wilde en la segunda mitad del XIX, que tienen la cualidad de ser absolutamente atemporales: es decir, pueden conectar con lectores de cualquier época. Incluidos nosotros, claro.

El fantasma de Canterville es, como indica ya su título  un relato de fantasmas, lo que supone ya un atractivo para todos los interesados por este tipo de temas (por cierto, si vosotros estáis entre ellos, en Diente de león dedicamos hace tiempo una entrada a historias de fantasmas del cine y la literatura: si quieres verla, pincha aquí). Pero además, se trata de un relato de fantasmas un poco peculiar, porque en lugar de ser la familia que compra Canterville la atemorizada por el espectro de Simón, es éste el que termina huyendo de esa familia norteamericana tan difícil de asustar. Y finalemente, Oscar Wilde añade los ingredientes que hacen tan especiales sus cuentos: la ternura, la amistad, los sentimientos. Que para él eran la clave del valor de la vida, que ya por aquel entonces empezaba a confundirse con su precio


Nosotros hemos leído solamente la primera mitad del relato: si lo quieres leer entero (ligeramente adaptado, eso sí), pincha aquí.  Y de paso, os recomiendo todos los cuentos de Wilde, y no sólo este.

Pero precisamente por lo sugerente y original de esta historia, la podemos encontrar también adaptada al cómic, al cine, a la televisión, a dibujos animados, al teatro, y hasta se ha hecho un musical. Yo os dejo aquí algunas de las versiones que tenéis disponibles por la red, por si os apetece ver alguna (o varias... para eso de comparar)

Por ejemplo, aquí tenéis una película basada en el relato,  de 1996:

 

 Y aquí tenéis una versión en dibujos animados bastante anterior. Todo un clásico: 



 Aquí tenéis un fragmento de una adaptación teatral:

 

Y aquí, el comienzo del musical bastado en la genial historia: 


También podemos encontrar en Youtube una versión audiolibro en ocho partes. Aquí tenéis la primera. Podéis encontrar las siguientes en los vídeos relacionados de la derecha:

 

Por último, para que veáis qué larga es la estela de este maravilloso relato, os dejo la canción que le inspiró al cantautor  argentino León Gieco hace ya algunos años, y que, de hecho, da titulo a todo el disco en que se incluye:

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...