Historias al revés


 Hemos estado últimamente leyendo El fantasma de Canterville de Óscar Wilde, una historia de fantasmas con mucho de "historia al revés", porque si lo habitual en las historias de fantasmas es que sean estos los que atemoricen a los vivos, en este relato termina por suceder al contrario: que será el fantasma el que termine atemorizado por los Otis (especialmente, por los gemelos y sus gamberradas), huyendo cuando los oye y escondiéndose de ellos en la medida de lo posible.

Y es que esto de las historias al revés, que dan la vuelta a lo que esperamos de un género, unos temas o unos personajes, suele dar mucho juego.

Por ejemplo, toda la saga de películas de  Shrek da la vuelta a los personajes y situaciones típicos de los cuentos infantiles: aquí el "héroe" es un ogro, enamorado de una princesa que no es físicamente tan perfecta como las habituales de los relatos infantiles  su mejor amigo es un burro parlanchín y los "malos" son un príncipe que no es azul, sino bajito, presuntuoso y ridículo, y su madre, un hada madrina muy lejos de ser bondadosa y protectora.



En los años ochenta, el director de cine Tim Burton (un maestro en esto de darle la vuelta a las historias convencionaels) creó una película que tiene muchas cosas en común con el relato de Oscar Wilde sobre el fantasma de Canterville:  se trata de Beetlejuice, en la que se nos cuenta como un joven matrimonio muere en un accidente, y quedan atrapados, en forma de fantasmas, claro, en su casa, que es comprada por una familia muy moderna y muy "cool" de la que no logran librarse. Para ello recurriran a un "bioexorcista", Beetlejuice que resultará ser un personaje peculiar y un poco peligrosos También en este caso, los fantasmas se harán amigos de la hija de la familia (pero que aquí no es guapa y angelical como Virginia, sino solitaria, depresiva y "oscura"), que será la que  los ayude.  Si tenéis ocasión, no os la perdáis, porque es realmente divertida. Aquí os dejo el tráiler:
:


y una selección de escenas:





 



















También en los años 80, y de la mano de Steven Spielberg, apareció otra película que daba al vuelta a lo que hasta aquel entonces eran las historias de extraterrestes, en las que solían aparecer unos alienígenas malvados que, o bien abducían a los terrículas para hacerles cosas terribles, o bien querían invadir la tierra. Este va a estar muy lejos de tener semejantes intenciones, antes que miedo provoca ternura y  se le  llamó ET: una criatura dulce y tierna, que acabaría siendo víctima de los terrícolas si no fuera gracias a los niños de los que se hace amigo. Inolvidable e imprescindible,  nos dio frases que se han convertido en "proverbiales" como "teléfono" o "mi casa". Os dejo el tráiler en inglés subtitulado en español.



Tim Burton tiene más películas que son "historias al revés", como Eduardo Manostijeras, la historia de un "monstruo" con manos de tijera (como su propio nombre indica) , que  no es sanguinario, peligroso o terrorífico, sino ingenuo e inocente, y que está perdido en nuestro mundo. el "normal", que es para él mucho más peligroso que él para el resto de los humanos.



Porque el de los "monstruos" es también uno d elos temas en los que se han creado historias que dan la vuelta a los tópicos. Por ejemplo, La familia Monster, en la que el padre es un "Frankenstein" bonachón, la madre es una vampiresa sonriente, el abuelo un Drácula entrañable, el hijo un pequeño hombre lobo travieso, y la única "normal" es la sobrina, una jovencita rubia a la que el resto de la familia compadece. Esta familia protagonizó una serie muy divertida y exitosa durante los años sesenta, que se repuso luego varias veces y de la que se hicieron versiones posteriores, también en dibujos animados.

Esta es la cabecera de la serie:



Y pinchando aquí puedes ver un fragmento de un episodio, en el que la sobrina, Marilyn, intenta presentar a su novio a su peculiar familia.

Algo parecido, pero con personajes originales y no monstruos conocidos, hará La familia Addams, que en gran medida da la vuelta a las típicas historias  protagonizadas por una familia (ya sabéis, series del tipo "Médico de familia"o "Los Serrano", que nos presentan familias "idílicas"). En vez de ser una familia típica, los Addams cultivan sólo las espinas de las rosas, tienen como mascotas a animales peligrosos, como pirañas o leones,  muestran un raro gusto por los líquidos venenosos y se relajan en la sala de torturas. En plenos Estados Unidos, viven en una mansión antiquísima y se mueven también en coches de los años 20. Al padre, Gómez, le gusta bañarse en ácido; la madre, Morticia, cultiva una planta carnívora y es aficionada a pasear por el cementerio; el hijo es un niño gordito que admita sobre todo a su tío Fétido (de apariencia desagradable y especialista en cosas asquerosas), y la hija, Miércoles, es una niña extremadamente seria, que lleva siempre una muñeca decapitada, odia a los otros niños  e intenta constantemente matar a su hermano. Por si fuera poco, la abuela es una bruja que hace pócimas y lanza hechizos constantemente, y en casa tienen una mano con vida propia.

Esta familia también nació como tira cómica para la prensa en los años 30, y triunfó como serie de televisión en los años 60. En los 70 se adaptó a dibujos animados, y en los 90 se hicieron tres películas sobre ellos, con mucho éxito. Aquí tenéis el tráiler de dos de ellas.





Pero podéis ver también muchos capítulos de la serie de televisión en la red. Pinchando aquí, por ejemplo, tenéis la temporada completa

Y no solo en el cine o la literatura encontramos estas historias al evés. También en la poesía. En los años 60, un poeta llamado José Agustín Goytisolo escribió un poema dedicado a un lobito bueno, y poco después, un cantautor llamado Paco Ibáñez lo convirtió en canción




¿Conoces tú alguna otra "historia al revés"? Si es así, ya sabes háblanos de ella en un comentario.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...