Para comprender y recordar... ¡subrayar!



Vamos a comenzar por una de las técnicas que nos van a ayudar a estudiar y aprender mejor: el subrayado. ¿Ventajas? ¡Todas!:

  • En primer lugar, para subrayar bien es necesario comprender, así que esta técnica "nos obliga" a leer entendiendo.
  • Nos permite descubrir y señalar lo esencial, lo fundamental, lo más importante.
  • Permite luego estudiar y repasar teniendo con una visión más clara de lo importante desde el primer golpe de vista.
  • Nos permite también repasar con más rapidez: si hemos subrayado bien, para repasar bastará con leer lo subrayado.
  • Facilita muchísimo la elaboración de resúmenes y esquemas. Es más, yo casi diría que para hacer un buen resumen o un buen esquema, es imprescindible subrayar.
 Subrayar consiste en resaltar lo más importante de un texto. Pero para que sea realmente útil, hay que hacerlo bien. Aquí os dejo unos cuantos consejos para ello:
  • Hay que subrayar lo justo, ni demasiado (es como no subrayar) ni de menos (quedarán sin resaltar cosas importantes).
  • Hay que diferenciar bien lo importante de lo accesorio (que no se subraya). Lo accesorio es aquello que podemos quitar sin que dejemos de recibir la información esencial del texto.
  • A veces hay que subrayar frases, a veces palabras sueltas. Una pista para saber si se ha subrayado bien: al leer solo lo subrayado, se debe percibir como una versión telegráfica del texto original, pero en la que se comprenden las mismas ideas básicas.
  • No se subraya en la primera lectura. Hay que esperar a leer el texto por segunda o mejor tercera vez.
  • Es mejor ir subrayando párrafo a párrafo (se lee el párrafo entero, y luego se subraya)
  • No usar demasiados colores (como mucho, dos): ¡crean confusión y despistan!
  • Utilizar no solo líneas, sino combinar con otras formas; por ejemplo, doble subrayado o recuadro para los apartados, línea ondulante para lo más importante, flechas relacionando ideas, asteriscos o puntos señalando los distintos apartados de una idea general... Cada uno debe irse haciendo con los distintos tipos de subrayado personal que prefiera.
  • Se pueden (y muchas veces, se deben) hacer anotaciones al margen, aclaraciones, ejemplos, definición de términos desconocidos, etc.
 Para que comprobéis la diferencia de leer un texto subrayado y otro sin subrayar, aquí os dejo un0 sobre el primer punto que vamos a estudiar, el de la comunicación:
    Llamamos comunicación a la transmisión de información. Los seres humanos necesitamos comunicarnos constantemente, y para ello utilizamos muchos medios diferentes: la palabra hablada, carteles, dibujos, sonidos, gestos.. Todos ellos constituyen signos.

     Dentro de la comunicación humana distinguimos dos tipos. La comunicación verbal, que es la que emplea las lenguas, bien de forma oral, bien de forma escrita, y la comunicación no verbal, que es la que emplea cualquier medio distinto de la lengua (gestos, luces, colores, dibujos, etc.).
    Por otra parte, en todo proceso de comunicación intervienen una serie de elementos fundamentales. El emisor es el que transmite la información a un receptor, que es el que la recibe, utilizando un código (conjunto de signos y reglas para su combinación). El mensaje es la información transmitida, el canal es el soporte físico por el que se transmite el mensaje (el aire en el caso de la lengua oral, el papel en la escrita, el cable telefónico, la pantalla del ordenador, etc) y la situación son las circunstancias en que tiene lugar este proceso de comunicación (esencialmente, el espacio y el tiempo), que a veces son fundamentales para el mismo.

¿Qué tal? ¿Habéis entendido todo? Probad ahora con la versión subrayada:
   Llamamos comunicación a la transmisión de información. Los seres humanos necesitamos comunicarnos constantemente, y para ello utilizamos muchos medios diferentes: la palabra hablada, carteles, dibujos, sonidos, gestos.. Todos ellos constituyen signos.

   * Dentro de la comunicación humana distinguimos dos tipos. La comunicación verbal, que es la que emplea la lengua, bien de forma oral, bien de forma escrita, y la comunicación no verbal, que es la que emplea cualquier medio distinto de la lengua (gestos, luces, colores, dibujos, etc.).

   *Por otra parte, en todo proceso de comunicación intervienen una serie de elementos fundamentales. El emisor es el que transmite la información a un receptor, que es el que la recibe, utilizando un código (conjunto de signos y reglas para su combinación). El mensaje es la información transmitida, el canal es el soporte físico por el que se transmite el mensaje (el aire en el caso de la lengua oral, el papel en la escrita, el cable telefónico, la pantalla del ordenador, etc) y la situación son las circunstancias en que tiene lugar este proceso de comunicación (esencialmente, el espacio y el tiempo), que a veces son fundamentales para el mismo.

¿Cuál os resulta más fácil comprender? ¿Cuál preferiríais para estudiar?

Pues ya sabéis: para estudiar bien...¡ subrayar, subrayar y subrayar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...