A la luz del Quijote



El Quijote es el libro de los libros  por su temática (es un libro de caballerías sobre los libros de caballerías, que además sintetiza prácticamente todos los géneros literarios de su época, y que reflexiona sobre el propio proceso de escritura y de lectura), pero también por su proyección hacia el futuro: el Quijote se ha convertido también en un tema y un símbolo, y sobre él, o a partir de él, o de alguno de los muchísimos aspectos implicados en esta novela que podríamos denominar "total", se han escrito muchas obras, pintado cuadros, compuesto melodías o rodado películas.

Sobre el Quijote hay libros completos, como La ruta de don Quijote, de Azorín, o la Vida de Don Quijote y Sancho, de D. Miguel de Unamuno (una visión muy personal de la obra). Pero nosotros vamos a hacer un breve y necesariamente incompleto recorrido sobre algunos textos literarios más breves o fragmentos, inspirados en la genial obra cervantina:



  • El primero, casi coetáneo del propio autor: ya en el siglo XVII, Quevedo escribió un romance satírico tituladoTestamento de D. Quijote, que refleja muy bien la visión que del personaje se hicieron sus primeros lectores.
  • Ya entrando en el siglo XX, el Modernismo (que gustaba mucho del culturalismo, es decir, de  utilizar la cultura, la literatura y el arte como temas para sus obras), Rubén Darío escribió una oración dirigida al hidalgo manchego como señor de los soñadores que buscan en los sueños refugio de un mundo demasiado gris. Es la Letanía de nuestro señor Don Quijote.
  • El poeta zamorano León Felipe le dedica también algunos poemas, como el Diálogo perdido (Entre Don Quijote y Sancho) (que incluye además otra referencia literaria, la de la leyenda de Tristá e Iseo) y el titulado Vencidos en el que, como indica su título, evoca a Don Quijote vencido ya por la realidad y por su propio sueño, para expresar la propia sensación de derrota.
  • Luis García Montero, en Las confesiones de Don Quijote, sitúa a Don Quijote en el mismo lugar de su derrota, Barcelona, pero en un hotel de la Rambla actual, trayendo así a nuestra época el sentir del soñador derrotado.
  • Gabriel Celaya, como buen poeta del pueblo, se centra en la figura de Sancho Panza (A Sancho Panza), y su compañero de época, generación e inquietudes, Blas de Otero, en Letra, evoca el poder de la lucha y el amor frente a la realidad de una España empeñada en derrotar Quijotes.
  • Carlos Fuentes, en Cervantes o la crítica de la lectura  , reflexiona sobre el complejo y barroco juego entre realidad y creación ( o imaginación, o ficción), y los distintos planos de lectura que contribuyen a ese juego, que continúa, precisamente, con estas recreaciones del Quijote que siguen surgiendo e la actualidad.
  • Marco Denevi escribe un relato dándole una nueva interpretación a la historia, centrándose en la figura de Dulcinea del Toboso
 Podéis leer más "textos quijotescos" en la Biblioteca Quijotesca, en esta página  o en esta .
Hay también publicada una antología de poemas inspirados en el Quijote, en la editorial Visor, preparada por Luis García Montero
.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...