Citas quijotescas: mito y realidad

Parece, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas. 

Al bien hacer jamás le falta premio
  
"Necio es, muy necio, el que, descubriendo un secreto a otro, 
le pide encarecidamente que lo calle" 


"Por la calle del ya voy, se va a la casa del nunca" 

"El que está para morir siempre suele hablar verdades" 

 "Tanto vales cuanto tienes, y tanto tienes cuanto vales, 
Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una abuela mía, 
que son el tener y el no tener"  


"Amor y deseo son dos cosas diferentes; 
que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama"  

"El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho" 

"Para todo hay remedio, si no es para la muerte" 

Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, 
que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.  

"Más vale vergüenza en cara que mancilla en el corazón" 
  
" Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo."  

"Los deseos se alimentan de esperanzas" 

"No es un hombre más que otro si no hace más que otro" 

Bien podrán los encantadores quitarme la ventura, 
pero el esfuerzo y el ánimo será imposible 

No hay libro tan malo que no tenga algo bueno

El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene,
 no debe quejarse si se pasa.

El Quijote está plagado de frases sentenciosas y sabias (de esas a las que yo soy tan aficionada), tanto populares (los famosos refranes que caracterizan a Sancho, y de los que usa y abusa hasta la saciedad) como otras más cultas, literarias o elaboradas. Y son muchas las recopilaciones de sentencias cervatinas que podéis encontrar por ahí, aunque muchas de sus frases famosas en realidad no pertenecen al libro sobre el hidalgo manchego, sino a otras de sus obras (La Galatea, el Persiles, los Entremeses, las Novelas ejemplares). Así sucede con muchas de las que podéis encontrar, por ejemplo, en este enlace, que supuestamente recopila frases del Quijote, cuando muchas no lo son.

De hecho, curiosamente, hay frases que se  han convertido en proverbiales que, o bien no aparecen en el Quijote, o bien lo hace de forma distinta o incluso con un sentido diferente. Por ejemplo, el famoso "Ladran, Sancho, luego cabalgamos" (que se suele usar para minimizar las críticas, en el sentido de cuando hablan de uno, aunque sea mal, es señal de que algo "importante" estamos haciendo) o el "Cosas veredes, amigo Sancho", usada cuando se ve algo insólito, novedoso, absurdo o sorprendente, sobre todo de forma negativa. En cuanto al también celebérrimo "Con la iglesia hemos topado", sí que aparece en el Quijote, cuando los dos protagonistas están buscando el supuesto palacio de Dulcinea en el Toboso, de noche, y terminan en la iglesia. Pero literalmente, Don Quijote dice "con la iglesia hemos dado", refiríéndose únicamente al edificio y sin el sentido hasta cierto punto crítico con la Iglesia como institución con que suele emplearse.

Podéis consultar muchas otras citas comúnmente atribuidas al Quijote pero que en realidad no lo son en la página "El otro Quijote". Y descubrir más citas cervantinas por ejemplo, aquí. Merecen la pena , tanto por la cantidad como por la calidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...