Don Juan Manuel y el Conde Lucanor



Otra gran obra del siglo XIV, convertida ya en un clásico por el transcurso de los siglos, es El conde Lucanor o Libro de Patronio, del infante Don Juan Manuel, miembro de la alta nobleza (era, nada más y nada menos, sobrino del rey Alfonso X El Sabio) y continuador de la andadura que la prosa había iniciado el siglo anterior: por una parte, continúa la labor de su tío en la consolidación del género; por otra, recoge la tradición oriental de las colecciones de exempla con historia- marco, que habían circulado hasta entonces por traducciones (y que también el Arcipreste de Hita, contemporáneo suyo,  incluía con abundancia en su Libro de Buen Amor.)

Lo que hace D. Juan Manuel en esta obra es precisamente recrear o adaptar más de 50 exempla de distinta procedencia (esas colecciones orientales, cuentos tradicionales castellanos, fabulistas clásicos como Esopo, historias bíbilicas...), adaptarlos a la realidad del siglo XIV y ponerles una historia- marco muy sencilla: la de un joven noble, el conde Lucanor, que se encuentra a menudo en situaciones "complicadas" sobre las que consulta a su ayo Patronio, lleno de experiencia y sabiduría,que le responde mediante una historia con moraleja relacionada con el problema planteado.

La obra muestra una moral práctica, orientada a saber qué hacer para que a uno le vaya bien (reflejo de esa crisis de valores del XIV, en la que el Teocentrismo medieval perdía algo de su fuerza, y la preocupación por esta vida ganaba puntos) y un nuevo modelo de noble, que además de buen guerrero es culto e incluso escritor, modelo que triunfará a lo grande durante el siglo siguiente.

Aquí tenéis la presentación con lo básico que tenéis que saber sobre esta obra:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Esto es lo último de teoría que entra para el examen? ¿La diapositiva del amor cortés entra también?

Teresa L. dijo...

Entra el siglo XV y las novelas cortesanas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...