Que paséis unos días estupendos, 
que todo sea  bonito,
que haya luz, alegría 
y mucha, mucha fiesta,
sobre todo en el corazón. 

Un abrazo a tod@s

Mester de Juglaría, Cantares de gesta... y el Cid




Durante la plena Edad Media (es decir, durante los siglos XII y XIII), la vida en la Península estaba marcada por la Reconquista. La nobleza estaba plenamente ocupada luchando frente a los musulmanes para ir recuperando territorios que anexionar a los incipientes reinos cristianos; la Iglesia, educando al pueblo en la fe y el logro de la salvación, y escribiendo y copiando aquellas obras que les ayudaran a ello. Mientras, el pueblo llano se dedicaba básicamente a las tareas del campo, viviendo aislados en pequeños núcleos rurales. 


Asomándonos a la Edad Media


Comenzamos nuestro recorrido por la Historia de la Literatura Española asomándonos a la etapa más alejada de nosotros en el tiempo, en la forma de vida y en la mentalidad. Una época lejana, admirada por muchos por su valoración de lo heroico y lo espiritual, tachada por otros de oscura, supersticiosa y dura. Un mundo dividido en privilegiados y no privilegiados, en el que la Península vivió una situación muy peculiar marcada por la diversidad: de reinos (Al-Andalus, Castilla, León, Navarra, Aragón, etc. etc. y etc.), de culturas (la hispanorromana -que escribia latín y hablaba las incipientes lenguas romances-, la hebrea, la musulmana), de corrientes (la oral y la escrita, la popular y la culta, la religiosa y la emergente profana), por el teocentrismo, el ascetismo y el peso de la religión y su forma de entender el mundo en todos los ámbitos de la vida.

El que tiene boca...


Dejando aparte faltas de ortografía (aunque quizás me anime también a mostraros algunas, porque las hay.. ejem... ¿curiosas? ¿imaginativas? ¿dolorosas a la vista?), aquí os dejo una recopilación y pequeña muestra de lo que a veces se puede leer en vuestros exámenes... bien por nervios... bien porque el atracón de última hora hace que líemos ideas y palabras... bien porque obsesionados por memorizar nos olvidamos de comprender... bien porque a veces no tenemos demasiada práctica en eso de intetar expresar bien aquello que sí, que sabemos... bien porque tenemos mal oído o mala vista (y confundimos lo que un buen compañero nos susurró o logramos entrever en examen...).

Ya tenemos ganadores, pues, cos.


Pues sí, también en el caso de la propuesta-concurso sobre aragonesismos me ha sido imposible elegir un único ganador, así que tenemos dos... que son... tachán, tachán...


"Hablando en plata": ¿quién se ha llevado el gato al agua...?


 Por fin, ya tenemos premio en la propuesta-concurso "Hablando en plata", que os pedía que escribierais un texto empleando la mayor cantidad posible de frases hechas (aunque luego, para determinar el ganador, también se tendría en cuenta la originalidad y calidad del resultado). Pues bien, aunando ambos criterios, me veo obligada a declarar un empate y premiar dos trabajos con medio puntito extra en la evaluación, porque creo que ambos lo merecen y me resulta muy complicado decantarme con uno. Así que los ganadores son...

Historia de la literatura española... ¡allá vamos!


Iniciamos ahora un viaje por la literatura española, desde sus orígenes (allá por los siglos XI o XII) hasta el siglo XIX. Un recorrido largo y apasionante, pero en el que tenemos que darnos prisa, porque no contamos con demasiado tiempo. Así que para situaros desde el primer momento, aquí os dejo un itinerario, en forma de panorama general, de lo que vamos a recorrer durante los próximos meses.

¿Qué es poesía?... ¿Y tú me lo preguntas?... (... y ya que estamos... ¿què son los subgéneros líricos?)

Los poemas suelen ser papel mojado
MARIO BENEDETTI
De poetas, genios y locos, todos tenemos un poco
REFRÁN POPULAR

Leo poemas al azar,
leo casi sin pensar en lo que leo.
Cuando me encuentro un verso triste,
siento en el alma como una caricia.
No es que me alivie la tristeza ajena;
es que me siento menos solo.
ÁNGEL GONZÁLEZ

¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.
GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER




Arriba el telón: con todos ustedes, el género dramático


Llegamos, en este repaso de los grandes géneros  literarios (con sus subgéneros, por supuesto) al género dramático o teatro. Y es que aunque poniéndonos estrictos no todas las obras dramáticas son en realidad obras de teatro (es decir, escritas por sus autores no para ser leídas, sino representadas sobre un escenario), la mayoría sí, así que la identificación entre ambos términos no es del todo incorrecta.

El teatro es el género más especial y complejo, porque es literatura pero también mucho más: es espectáculo, es industria, es negocio, es magia. Implica a muchas más personas que a un simple autor (productores teatrales, directores, decoradores, actores, iluminadores, técnicos de sonido, y etc. etc. etc.) y, sobre todo hasta la irrupción del cine y la Televisión, tenía mucha más repercusión pública. Y es que antes de que las pantallas cambiaran nuestro ocio y nuestras vidas, era el teatro el gran (y en muchos momentos único) espectáculo de masas, que levantaba polémicas, discusiones y pasiones, y donde más se notaban modas, gustos, adelantos técnicos y cambios sociales.

Canciones, poesía, recursos...



Ya hablamos de la estrechísima relación que existe entre poesía y música, entre poemas y letras de canciones: muchos de los textos antiguos que hoy leemos como poemas eran en realidad letras de canciones, muchos poemas se convierten en canciones y muchas canciones son, en realidad, poemas.

Así que para empezar a entrenar el comentario estilístico (es decir, la parte del comentario de textos que se encarga del estilo, de la lengua y, cómo no, de los famosos recursos estilísticos o figuras retóricas) vamos a utilizar los textos con los que seguramente estáis más familiarizados: las letras de canciones.

"Contigo" de Sabina, destripado estilísticamente

Os dejo el comentario  a la letra de esta canción de Sabina (la letra, aquí), para que os sirva un poco de referente de lo que es un comentario estilístico. Ahora os toca a vosotros elegir canción... y comentar su letra, claro. 


Recetas para narrar




Ahora que ya dominamos los ingredientes de la narración, ya podemos utilizarlos no solo para degustar narraciones ajenas, sino también para cocinar las nuestras. Así que os propongo diez recetas para una narración, cada una con cuatro ingredientes. Deberéis elegir una, y escribir una narración con ellos (por supuesto, puede haber muchos más: eso ya queda a vuestor gusto). 

Indicarme claramente el número de receta, y enviármela al correo antes del 30 de Enero.


Narraciones en serie


La Narratología es la ciencia que se ocupa del estudio y análisis de la narración, y nosotros hemos trabajado algunos de sus principios y conceptos para introducirnos en los géneros literarios narrativos. Pero por supuesto, puede aplicarse a todo tipo de narración, y la que utiliza imágenes combinadas o no con palabras, también admite el mismo análisis, ya que presenta características y técnicas muy similares. Y en este apartado debemos incluir cómics, peliculas y series de TV.

Así que, como seguramente con este tipo de narraciones sí que estais bastante familiarizados, os propongo como actividad voluntaria (con su nota, por supuesto) que hagáís el análisis narratológico de una serie de televisión; ya sabéis: una de esas narraciones divididas en capítulos, que existen desde que la tele es tele y que ofrecen una variedad suficiente para cualquier gusto: desde los entrañables dibujos ánimados infantiles, a la acidez de otros como los Simpsons, a los sentimientos exacerbados de los "culebrones", al misterio de series de investigación policíaca, el costumbrismo nostálgico de "Cuéntame cómo pasó", el desenfado juvenil de "Física o química",  las aventuras de ambientación histórica de "´Águila roja", el misterio y la acción de "El barco" o el humor caricaturesco de "La que se avecina" o "Aida" (por poner solo algunos ejemplos)  .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...