Jaime Sabines: la pasión de lo cotidiano


Jaime Sabines era hijo de padre libanés y madre mexicana de la región de Chiapas, a la que su familia emigró desde la patria paterna. Comenzó a escribir pronto, y la escritura, su verdadera vocación, surgida de la necesidad de expresar sus pasiones, será la constante de una vida en la que hay una inacabada carrera de medicina, otra de Filosofía y Letras, varios trabajos en los negocios familiares (una tienda de muebles, otra de telas) y hasta un cargo de diputado. Pero también hay muchas amistades, algunas de ellas literarias, los principales galardones poéticos de su país y un matrimonio seguramente apasionado con su novia de toda la vida, a la que conocía desde la infancia y con la que tuvo tres hijos.

Verona Beach



En 1996, el director australiano Bazz Luhrman (que firma también éxitos como Moulin Rouge o Australia) se atrevió a hacer una versión del clásico de William Shakespeare Romeo y Julieta, y además, a presentarla bajo el título de "Romeo y Julieta de William Shakespeare". Y es que efectivamente, la película emplea el texto tal cual lo escribió su autor en el siglo XVII, pero las imágenes y la ambientación se correspondían a la época actual, en una Verona Beach presidida por una imagen similar al Cristo Redentor de Rio de Janeiro y un logo, en el que se lee "L'Amour," que recuerda mucho al de una conocida marca de refrescos.

 Romeo y Julieta (interpretados respectivamente por un jovencísimo Leonardo Di Caprio y una inolvidable Claire Danes) viven su amor imposible y trágico en medio de tiroteos, fuegos artificiales y una increíble banda sonora en la que nos encomtrábamos a The Cardigans, Radiohead, Garbage o Desree interpretando el tema principal, una balada romántica. 

La película despertó una intensa polémica, con entusiastas defensores (por su capacidad para demostrar la modernidad radical del clásico) y no menos enérgicos detractores, horrorizados al ver las palabras emblemáticas de Shakespeare en un ambiente tan alejado de su origen y tan cercano a la estética del videoclip musical. Y es que esta es una de esas películas que o te encanta o te espanta, sin términos medios (como podéis comprobar echando un vistazo a las críticas de los espectadores en Filmaffinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...