El enigma del "Buen Amor"


Ya en el siglo XIV, en medio de una crisis tremebunda, y con el mundo urbano y la burguesía creciendo poco a poco, aparece en el panorama literario una obra insólita y misteriosa: firmada por un tal Juan Ruiz, que además utiliza como escritor su cargo eclesiástico (Arcipreste de la localidad de Hita, en Guadalajara), utiliza mayoriariamente la estrofa de la cuaderna vía, asociada desde el siglo anterior al estamento clerical y su voluntad didáctica y moralizante Y sin embargo, el hilo conductor de esta obra heterogénea (es decir, formada por muchos elementos dispares, incluso contradictorios entre sí) es un tema en principio muy alejado de la mentalidad teocéntrica y ascética medieval: el amor.

Es más, la mayor parte del libro son historietas amorosas cuyo protagonista es el propio Arcipreste (aunque sabemos que muchas, al menos, no son reales: por ello el hilo conductor es una autobiografiá amorosa ficticia, en la que se van intercalando muchas otras cosas: reflexiones, consejos, exemplos, sátiras, elegías, cantigas, oraciones, parodias, etc. etc. etc. )

Y sí, el autor dice que él nos habla del "loco amor" (el amor humano, carnal, entre hombre y mujer) para desenmascararlo, demostrar sus tretas, sus engaños y sus peligros, y así , animarnos a buscar el "Buen Amor", el que no falla y hace bien, y no lleva al pecado sino a la salvación: el Amor de Dios... Peeeero, "como es humano pecar", dice, "si alguien lo quiere usar para dedicarse al loco amor, aunque el autor no se lo aconseje.... allá él". La ambigüedad está servida. ¿Cuál era la verdadera intención del Arcipreste? ¿De verdad guiarnos al amor de Dios? Pues en la obra hay muchos fragmentos que difícilmente van a contribuir a ello, o que no eran demasiado necesarios, y que da la impresión de que fueron introducidos por el autor porque eran divertidos, e incluuso hay pasajes en los que el amor humano es directamente ensalzado... ¿No sería su verdadera intención hablar del amor, que él conocía bien, y que es en realidad lo que él consideraba "buen amor", y divertir y entretener al lector, pero como era clérigo era obligada esa supuesta intención moralizante que él dice tener....? Y sin embargo, en la obra hay muchas composiciones religiosas serias, originales y sentidas.... Todas las interpretaciones son posibles y para todas las interpretaciones hay cosas que no encajan. Solo una conversación con el Arcipreste nos permitiría conocer esa verdadera intención.

 El Arcipreste insiste en dejar la interpretación en manos del lector. Y efectivamente, esa presencia de materiales muy distintos (profanos y religiosos, moralistas y divertidos, serios y burlescos, amenos y reflexivos, pesimistas y vitalistas...) permite también interpretaciones muy distintas, y que el libro haya interesado, entretenido y hasta fascinado a miles de lectores desde entonces hasta la actualidad, en la que se ha convertido en uno de nuestros grandes clásicos y, como casi todas las grandes obras, resulta muy difícil de clasificar e incluso de entender completamente. Quizás ese fuera su secreto...


Aquí os dejo un par de cosas para que podáis acercaros a este Libro intemporal: primero, por supuesto, la presentación que utilizamos en clase para hablar del libro:



Después, un reportaje breve y ameno, publicado en el diario el País con motivo de una edición reciente de la obra: "Clérigo devoto busca hembra placentera"

O este artículo de título más que elocuente: "El misterio del Libro de Buen Amor"

Un estudio completísimo nos lo ofrece José Antonio Serrano Segura

Y por último, un enlace donde podáis leer los fragmentos más significativos en la versión modernizada realizada por María Brey. Pinchad aquí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...