¿Qué tal andamos de mecanografía?


La mecanografía es una técnica utilísima que nos permite escribir en un teclado de forma rápida y eficiente utilizando los diez dedos de nuestras manos. Sobre todo, ofrece dos enormes ventajas:
1.- La rapidez: nada que ver la escritura velocísima (de hecho, se mide en pulsaciones por minuto, para establecer de forma objetiva el dominio de esta técnica) de alguien que sabe mecanografía, con la desesperante escritura de aquel que utiliza solo sus dos dedos índice (y ya no digamos si además tiene que estar buscando las letras y demás caracteres por el teclado...). La escritura de un texto, según nuestra técnica,  puede ser un esfuerzo gigantesco y desesperante, o algo que realicemos en un plis plas (y nuestras conversaciones por Internet pueden ser un aburrimiento lleno de silencios, o parecerse mucho a una charal oral, claro)
2.- Si dominamos la mecanografía, no tenemos que mirar el teclado, sino al texto que estamos escribiendo, lo que nos permite ir controlando en todo momento que queda sin errores y tal y como nosotros queremos.
Adquirir un dominio aceptable de la mecanografía es, sobre todo, cuestión de método y práctica. El método es muy sencillo: hay que aprender la disposición de letras y caracteres en el teclado y qué dedo corresponde a cada uno,  y practicar, practicar, practicar.

(Por cierto, ¿a que no sabéis a qué se debe la peculiar disposición de las letras en nuestros teclados? Pues a que cuando se inventó la máquina de escribir, allá a finales del XIX,  las letras se situaban en el extremo de unos largos bastoncitos que, al pulsar cada tecla, se movían hasta el papel y las imprimían con tinta. Si el que escribía lo hacía demasiado rápido, no daba tiempo de que cada bastoncito volviera a su lugar de origen y se trababan. Por ello, se sustituyó el orden alfabético originario por el orden actual, denominado QWERTY, que intentaba ralentizar el uso de las letras más frecuentes y además, aplicando estudios de frecuencia de aparición de pares de letras, separar aquellas que aparecían más veces seguidas).

Si queréis dominar (o perfeccionar) esta técnica, hoy en día disponéis en Internet de muchas páginas que os ofrecen métodos y ejercicios (no tenéis más que poner "mecanografía" en Google, y buscar el que mejor se adapte a vosotros. Pero yo os recomiendo el de la página Vedoque (pulsad aquí): un curso de mecanografía en seis lecciones que, además de los inevitables ejercicios, os ofrece gran variedad de juegos muy entretenidos que mejorarán la habilidad de vuestros dedos para que seais los más veloces frente al teclado y que escribir textos, por largos que sean, sea para vosotros también un juego de niños.

Y qué mejor momento que algún rato muerto del verano para poner en marcha los diez dedos...

Ahorcado literario


Si pinchas aquí encontrarás una página con juegos del ahorcado pero referidos a autores y obras de distintas etapas de nuestra literatura, para que podáis repasar no sólo lo que habéis aprendido en 4º, sino también en 3º . Elegid la etapa o movimiento que queráis, y luego os encontraréis una secuencia de guiones bajos: cada uno corresponde a una letra, que deberéis ir completando pulsando sobre las letras que os ofrece (ojo: distingue entre mayúsculas y minúsculas, y entre vocales con tilde y sin tilde), evitando el número de fallos que os haga "morir" en la horca.

Además, debajo os enlaza a un juego de relacionar autores y obras correspondientes al período con el que estéis jugando.

Cela: la obra de todo un Premio Nobel


La obra de Camilo José Cela es muy amplia y en ella podemos reconocer, a grandes rasgos, las grandes etapas por las que atraviesa nuestra literatura de posguerra, en parte por su propia concepción de la narrativa, que para él debe ser un género completamente libre para la experimentación de nuevas formas de contar una historia, sin ninguna norma e intentado hacer en cada novela algo diferente. De ahí que cada obra suya emplee técnicas o temáticas diferentes o novedosas, y combine elementos de la tradición con otros tomados de las innovaciones de la novela europea y norteamericana, aunque él se convirtió en un escritor romepdor sobre todo por la mezcla de humor, ternura, desenfado expresivo, elementos escatológicos e incluso horror, que es su principal característica distintiva que da el sello personal a su obra. Además, el propio escritor explicaba ampliamente (bien en prólogos, bien en entrevistas) lo que escribía, cómo y por qué.

Así, a pesar de que comenzó a escribir poesía antes de la Guerra Civil, su irrupción en el panorama literario se produce en 1942 con una obra narrativa, cuando este género se debatía entre las novelas falangistas y las de corte existencialista. Pues Cela se situará dentro de esta última tendencia con una obra que da lugar a toda una corriente denominada "tremendismo" y que refleja los aspectos más crudos, descarnados y hasta brutales de la naturaleza humana: en su argumento abundan las escenas violentas, y los personajes son seres marginados, marcados con taras físicas o psíquicas o que viven situaciones extremas (mendigos, prostitutas, personajes violentos, etc.). Y todo ello reflejado con un lenguaje duro y descarnado, para ofrecer una visión del mundo extremadamente pesimista (lógica en el contexto de la primera posguerra española) que mezcla el existencialismo con el realismo extremo.

"Morderse la lengua"



Ascensores con tres dormitorios,  vuelos que te regalan al acompañante, fábricas de ropa usada, muertos que vuelven al trabajo, hernias fiscales, tímpanos de hielo, guerras intestinales, venas que corren por la sangre, anchoas con salmonela como aperitivo, huelgas de médicos y enfermos, un avión que se estrella tres veces en Turquía, una chica con 100 pechos, 57000 personas encontradas al registrar una casa, una España con 2200 millones de funcionarios, un miércoles de ceniza que cae en viernes, Cervantes como el “Madero de Lepanto”, el Jesús de una procesión multado por ir sin casco, cielos con preocupaciones aisladas, programas de TV que están en antena 500 años, bebés de 21 años, ... Todo esto y muchos más es posible en el maravilloso mundo de los gazapos. Ya sabéis: esos pequeños errores tipográficos o lingüísticos que a veces tienen un resultado divertido.

En 1996 comenzó en TVE un programa, hoy desaparecido,  dedicado al uso de la lengua, que se llamaba Al habla, y entre sus secciones había una, El museo de los horrores, que se dedicaba a recopilar erratas, gazapos y errores lingüísticos de los medios de comunicación, contandocon la inestimable colaboración de los espectadores del programa, que enviaban imágenes y sobre todo recortes de revistas o periódicos con ejemplos curiosos y divertidos. Pues bien:el Centro Virtual Cervantes los ha recopilado, los ha clasificado, los ha ordenado y los ha presentado por temas y comentados de forma muy amena. Y así ha nacido  "Morderse la lengua". Arriba os dejo una selección de gazapos encontrados allí, pero consultando la página podéis encontrar muchos más.

¡¡Feliz fin de semana!!

La enseñanza y la crisis

"El punto sobre la i"... ay, la ortografía.


Ya sabéis que la ortografía es una cuestión importantísima (y por eso los profes, sobre todo los de lengua nos ponemos tan pesados con esto hasta para poneros nota). Una buena o una mala ortografía es una carta de presentación para lo que escribimos (y para nosotros mismos) y, a veces, una primera impresión resulta imborrable, para bien y para mal. Un texto precioso manchado con faltas de ortografía pierde buena parte de su belleza, y un texto más anodino pero impecablemente escrito da impresión, como mínimo, de corrección.

Así que para los que tenéis problemas todavía con esto de las tildes, las hache, la bes y las uves, las ges y las jotas, y para aquellos que sabéis que practicar es la única forma de mejorar (porque incluso en aquello en que somos buenos es posible mejorar... ¿por qué no intentarlo?) os iré dejando también enlaces donde podáis practicar la ortografía de forma interactiva y autónoma.

El primero, esta aplicación de la Junta de Extremadura llamada "El punto sobre la i", donde podéis ejercitar el uso de las letras, las tildes e incluso palabras de escritura dudosa.

Pinchad aquí.

Hasta siempre, Cabral... y gracias

"Fui analfabeto hasta los 14 años, 
por eso cuando me dicen 'no puedo', yo le digo: 'no jodas'...".

"Escapa de los que compran lo que no necesitan,
con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena".

"El que no está dispuesto a perderlo todo, 
no está preparado para ganar nada".

"Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices también por nuestros hijos, porque no hay nada mejor que recordar padres felices."

Ayer murió asesinado a tiros en Guatemala, en un extraño y confuso suceso, el cantautor argentino Facundo Cabral, autor de canciones y textos que se convirtieron en todo un referente para muchos seguidores de América Latina y de España desde los años 70.

Tuvo una infancia difícil, en la que no falta el abandono del padre, las dificultades económicas (que hicieron que el pequeño Facundo, con solo 9 años, se escapara andando desde la Patagonia, al sur de Argentina, hasta Buenos Aires y, tras burlar los servicios de seguridad, consiguiera hablar con el propio Juan Perón, presidente del país, para pedirle trabajo para su madre), el alcoholismo a los 9 años, el comportamiento rebelde y su ingreso en un reformatorio a los 14. Allí, un cura que fue su maestro le cambió la vida, al enseñarle a leer y escribir, y descubrirle así el mundo de las letras, la imaginación y la filosofía, que fue para él una revelación. Admirador de Borges, de Walt Withman y sobre todo de la madre Teresa de Calcuta (a la que llegaría a conocer en persona y de la que Cabral contaba algunas anécdotas maravillosas), alcanzaría el éxito a partir de 1970, sobre todo tras esta canción, "No soy de aquí ni de allá":



Además de componer, cantar, y colaborar con otros artistas como Alberto Cortez, Facundo Cabral también escribió libros y textos preciosos, en los que vuelca su sabiduría y su personal visión del hombre y de la vida, que mezcla elementos de la filosofía y religiones como el budismo o el cristiaismo interpretados de forma muy personal y sobre todo, optimista, vitalista, positiva, que resume el maravilloso texto "La vida es el arte del encuentro", que yo os animo a descubrir.

Hasta siempre, Cabral, y gracias, muchas gracias por todo.


 

Refresco de verano: oración compuesta


Os dejo una utilísima herramienta para repasar un poquito la oración simple y mucho la compuesta: una aplicación llena de ejercicios muy entretenidos que refrescará lo que hemos aprendido este curso y no dejará no se derrita con los calores veraniegos.
Pinchad aquí

Camilo José Cela: el genio hecho polémica

"Para escribir solo hay que tener algo que decir."

"A siete años de un suceso, el suceso ya es otro"

"La muerte es dulce, pero su antesala, cruel"

"Hay dos clases de hombres: 
quienes hacen la historia y quienes la padecen"

Camilo José Cela es indiscutiblemente uno de los grandes nombres de la narrativa española durante la segunda mitad del siglo XX. 

Por una parte, es uno de los más constantes: sus obras jalonan y lideran todas las etapas de ese período. Por otra, su figura es de las de mayor repercusión pública, y quizás sea también la  más reconocida y premiada: fue miembro de la Real Academia Española desde 1954, recibió los principales premios literarios nacionales -como el Premio de la Crítica (1956),  el Nacional de Narrativa (1984), el Príncipe de Asturias de las Letras (1987), el Cervantes (1995) o el Planeta (1994)- y consiguió el más alto galardón mundial: el Premio Nobel de Literatura, que se le concedió en 1989. 

Además, también gozó de reconocimientos extraliterarios, como el nombramiento real como Senador durante la transición española o la obtención de su título como Marqués de Iria Flavia gracias a su valía literaria. Y fue también, sin duda, el escritor más polémico, tal vez por propia decisión. No en vano el lema que escogió para su escudo nobiliario fue "El que resiste, gana"; dedicó varias de sus obras a sus enemigos, "que tanto me han ayudado en mi carrera"; en su biografía se incluyen anécdotas que van de lo castizo a lo escatológico, es decir, lo relativo a -ejem- los aspectos menos nobles de la fisiología humana (por ejemplo, se cuenta que durante su asistencia al Senado dejó sin palabras al que hablaba en ese momento con una sonora ventosidad,); además se divorció ya mayor para unirse a una periodista, Marina Castaño, mucho más joven que él,  y en su trayectoria hay hasta una acusación de plagio.

Y para muestra de su peculiar personalidad, aquí os dejo un momento famosísimo de una entrevista con Mercedes Milá allá por 1982:



Juegos de palabras


¿Sabes  qué es una definección, las frases autorreferentes, los  colmos, un  anagrama, un retruécano,  un calambur, las frases autoevidentes, la homonimia, las palabras panvocálicas, los tautogramas, los palíndromos, un pangrama, una paradoja o la  paronomasia?

Pues a continuación tienes un ejemplo de cada uno. A ver si sabes decir cuál es cuál, y luego explicar en qué consiste (no tienes más que intentar decir qué tiene de especial cada uno).

Si no lo consigues, que sepas que tienes la respuesta y muchas otras curiosidades del lenguaje divertidiísimas en la página Juegos de palabras.

El reto final, por supuesto, sería que tú fueras capaz de inventar otros ejemplos. ¡Pero eso ya sería para nota!

-¿Usted no nada nada?
-Es que no traje el traje
porque me lo guarda el guarda.

Le gustaba cenar un exquisito sandwich de jamón con zumo de piña y vodka frío.

No es lo mismo comer para vivir que vivir para comer.

Susana sonreía satisfecha, saboreó su suerte, sentada sobre su sillón, solucíonó secretos sugerentes...

-Esta frase es falsa
-Prohibido prohibir.

Cuando cuentes cuentos, cuenta cuántos cuentos cuentas, porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas, nunca sabrás cuántos cuentos cuentas tú.


aperturismo, murciélago, entusiasmo


Todos me tratan a patadas (Un balón)

-Adán no calla con nada.
-Amo la pacífica paloma.
-Dábale arroz a la zorra el abad.
-No bajará Sara el jabón.

-¿Usted cómo come?
-¿Que cómo como?
Como como como.

En esta frase hay treinta y una letras.

-irónicamente / renacimiento
-enfriamiento/ refinamiento


A Quevedo le lanzaron el reto de presentarse ante la reina Mariana de Austria y llamarla coja sin que ella se ofendiera. Lo consiguió diciendole:
"Entre el clavel y la rosa, su majestad escoja" (o sea, "entre el clavel y la rosa, su majestad es coja")


-¿Cuál es el colmo de una ballena? Ir vacía.
-¿Cuál es el colmo de un electricista? Tener una mujer corriente, conseguir trabajo por enchufe, tener una camisa llena de lamparones, que su mujer se llame Lucía y dé a luz a una hija con chispa.


-¿Qué es "asfaltado"?
Lo que le dicen los profesores a los alumnos que no asisten a clase.
-¿Qué es "bermudas"?
Observar a las que no hablan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...