¡Cuánto cuento!: taller de escritura


Aprovechando que Rubén Darío nos ha hecho recordar el mundo aquel de los cuentos infantiles, lleno de hadas, princesas, encantamientos, brujas, caperuzas rojas, lobos, ogros, abuelitas, bellas durmientes, madrastras malvadas, enanitos, patitos feos o botas de siete leguas (entre otras muchas cosas que tendréis que desempolvar de la memoria), vamos a hacer algo que se ha hecho ya  muchas veces pero que suele dar muy buen resultado: jugar con los cuentos infantiles, escribiendo un relato nuevo  a partir de ellos (de uno o de varios).



Vais a jugar con los cuentos tradicionales (Caperucita, la Cenicienta, los siete cabritillos, los tres cerditos, Blancanieves y los siete enanitos, La bella durmiente, Rapunzel, La casita de chocolate, El flautista de Hamelín,  etc. etc.), y escribir un relato (original y propio, por supuesto) basándoos en alguno de sus elementos. Por ejemplo:
  • La opción más sencilla es actualizar alguno de estos cuentos, es decir, adaptar su argumento a la actualidad.... ¿Quién podría ser hoy una "Cenicienta"? ¿Y Caperucita? ¿Quién es una "bella durmiente", y quién el príncipe que la "despierta" al amor. o a la diversión, o a la vida? ¿Cómo sería hoy la historia de Blancanieves, una joven con una enemiga poderosa que intenta acabar con ella, y que encuentra refugio y ayuda en unos amigos inesperados... hasta que llegue el amor?
  • Otra opción es escribir una continuación para alguno de los cuentos tradicionales. Porque los cuentos suelen acabar con aquello de "fueron felices para siempre" o "fueron felices y comieron perdices", pero ya sabemos que la vida no funciona asi, y que tras cada final hay un principio y una nueva historia. ¿Qué fue de la Cenicienta y el príncipe? ¿Cómo se las vieron con su odiosa familia? ¿Y Blancanieves? ¿Perdió todo contacto con los enanitos o intentó librarse de ellos? ¿Se vengó de la madrastra o tuvo que invitarla a la boda? ¿Y la madrastras,  volvió a ponérselo difícil? ¿Y Caperucita? ¿Cogió miedo a pasear por el bosque o se despertó aún más su curiosidad? ¿Y esa bella durmiente vuelta a la vida? ¿Se conforma con su matrimonio, o quiere ver más mundo que el que le puede ofrecer su príncipe?
  • También podéis reescribir alguno de estos cuentos, pero cambiando alguno de sus elementos, por ejemplo, el final, algún acontecimiento, las características de los personajes. Por ejemplo, una caperucita malvada que le hace las mil y una a un lobito ingenuo y bonachón... Una Cenicienta rebelde que trama una terrible venganza para sus pobres hermanastras y su dulce madrastra... Una Blancanieves marimandona a la que los pobres enanitos no aguantan y de la que intentan, desesperados, librarse, intentando convencer a un príncipe para que se case con ella... En fin, seguro que para esto, vosotros tenéis ideas muchísimo mejores que yo.
  • Podéis escribir una parodia: una versión humorística del cuento (abajo os dejo algunos ejemplos de esto)
  • Podéis mezclar algunos de estos cuentos. Por ejemplo, ¿qué ocurriría si yendo por el bosque Caperucita se encuentra con los Siete Enanitos y con el Flautista de Hamelín, seguido de ratones, a los que persigue con la boca hecha agua el Gato con Botas? ¿Y si al rescate de la Bella Durmiente llega además del príncipe que le toca, otro empeñado en probarle un zapato que perdió una chica a la que conoció en un baile? ¿Y  si  Blancanieves, con el despiste, aparece en la casa de la abuelita en la que está el lobo disfrazado esperando a Caperucita?¿O si el hada madrina de Cenicienta se pincha con la rueca de la Bella Durmiente y no puede cumplir con lo que le ha prometido a la pobre Cenicienta? 
  • Escribir un relato nuevo en el que aparezcan uno o varios de los personajes típicos de los cuentos: el hada madrina, la bruja, el animal que habla, el lobo, el príncipe, la madrastra, el ogro solitario, el dragón, la madrastra, el espejito mágico, la lámpara maravillosa, con sus genio y sus deseos... y podéis hacerlo aparecer con sus características propias o alteradas de algún modo.
  • Por supuesto, podéis escribir cualquier otra cosa que se os ocurra. Ya digo que el único requisito es escribir un relato original y propio que tome como punto de partida algo relacionado con los cuentos infantiles.
Y digo que se ha hecho siempre, porque hay bastantes libros, películas e incluso alguna canción que hacen esto mismo. Y es que estos cuentos esconden siempre, por debajo de sus detalles infantiles, argumentos muy sugerentes que por algo han perdurado durante siglos y que se pueden adaptar a muchos intereses, situaciones e incluso interpretaciones. De hecho, estos cuentos se han interpretado desde perspectivas simbólicas, sociológicas, psicológicas y psicoanalíticas, porque son mucho menos inocentes de lo que parecen a primera vista, y la verdadera enseñanza que transmiten es a veces más profunda de lo que pudiéramos pensar tras la primera lectura..
Si queréis ejemplos, aquí tenéis unos cuantos:
  •  Carmen Martín Gaite escribió una novela titulada "Caperucita en Manhattan" que adaptaba el argumento de Caperucita Roja al Nueva York del siglo XX , para reivindicar la libertad, a través de su protagonista, que no se llama Caperucita, sino Sara Allen, y que tendrá que aprender a caminar sola y sin miedo por el peligroso "bosque" de la gran ciudad. 
  • La película Pretty Woman (que seguro conocéis: no en vano es una de las más emitidas por las televisiones) son una adaptación libre de cuentos como la Cenicienta: la historia de una chica a la que un "príncipe" (o un millonario, que para el caso, da lo mismo) rescata de una vida llena de penalidades...

  • Todas esas película  o series (seguro que conocéis alguna: la telenovela colombiana Betty la fea, su adaptación española, Yo soy Bea,  o su adaptación adolescente, que se titula directamente Patito feo), en las que un o una protagonista poco agraciado físicamente y menospreciado por todos, termina transformando su físico y deslumbrando (o incluso vengándose de los que le hicieron sufrir antes), recogen el esquema argumental básico de "el patito feo".
  • Las historias de amor en que uno de los protagonistas tiene algún defecto que el amor supera , descubriendo el bello interior del personaje (que a veces estaba escondido en el fondo y tapado por su amargura), adaptan el mito de "La bella y la bestia"....
  • La saga de "Solo en casa" sigue el mismo esquema básico de "Los siete cabritillos": el niño indefenso que se queda solo en casa, y tiene que defenderse como puede de una amenaza exterior.
  • La película comenzada por Stanley Kubrick y terminada por Steven Spielverg, Inteligencia Artificial, recogía el mismo "drama" que el cuento de Pinocho, al que el desarrollo de la robótica da un nuevo sentido: la del "muñeco" (de madera antes, mucho más sofisticado ahora) que anhela ser un niño de verdad...

  • El cantautor Ismael Serrano tiene una canción en que habla de una Caperucita moderna, que desde la adolescencia se ve amenazada por lobos tan disfrazados y peligrosos como aquel del cuento... porque ella quiere ser libre, quiere volar,  pero ellos no van a dejarla. Escuchad atentamente la letra, porque es muy curiosa...


  • El poeta José Agustín Goytisolo les dio la vuelta a los tópicos maniqueos (es decir, de un mundo claramente dividido en "malos" y "buenos") de los cuentos, en un poema que hablaba de un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos, y que convirtió en maravillosa canción el cantautor Paco Ibáñez. Porque en el mundo real, no todos los lobos son malos, no todos los príncipes son buenos, ni todas las "brujas" son feas, ni todo es tan simple y tan claro:




  • Y esto mismo será  lo que haga, más o menos, toda la saga de Shrek: trastocar las ideas y tópicos de los cuentos de hadas, contándonos un cuento en el que el ogro es un encanto, el príncipe es ridículo y la princesa, sin ser tan guapa, es también maravillosa. Ah, y el animal que habla (otra de las constantes de los cuentos infantiles),  un "pesao". Simpático, pero un "pesao"... .

¿Y tú?¿Conoces alguna otra historia, película, poema o canción que sea una adaptación de algún elemento de los cuentos tradicionales, incluso aunque a primera vista pueda no parecerlo? ¿Alguna que encaje con lo que hemos dicho por ahí arriba -ya sabéis: el patito feo, la bella y la bestia, la cenicienta...-? Si es así, cuéntanoslo en un comentario a este post.

Pues nada: a echarle imaginación, nostalgia y tinta (y si queréis o tenéis a mano, sentido del humor).



Os pediré vuestros relatos el lunes 3 abril. Luego, como siempre, podréis subirlos a vuestro blog o enviármelos por correo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...