Propuesta-concurso: Rimas, memoria y voz.


Ya hemos dicho que las Rimas de Bécquer son uno de los libros más leídos y admirados desde su publicación hasta la actualidad.

Generaciones y generaciones de lectores han encontrado en los versos del poeta sevillano voz para sus propios sentimientos, y muchos  han hecho tan suyas las Rimas, que las han convertido en canciones, las han llenado de imágenes, las han recitado o las han guardado en la memoria (y ya de paso, en el corazón).

Y como ejemplo, aquí tenéis una canción sobre Rima XL de Vicente Monera. Este poema habla de un amor secreto que ha logrado escapar a cotilleos y murmuraciones, del disimulo (ella finge no conocerle cuando los presentan) y del orgullo que obliga a poner máscara a los sentimientos. A mí me parece precioso, y como no viene en la edición que manejamos en clase, os dejo transcrita la letra:




Su mano entre mis manos,
sus ojos en mis ojos,
la amorosa cabeza
apoyada en mi hombro,
Dios sabe cuántas veces
con paso perezoso
hemos vagado juntos
bajo los altos olmos
que de su casa prestan
misterio y sombra al pórtico.

Y ayer... un año apenas,
pasado como un soplo,
con qué exquisita gracia,
con qué admirable aplomo,
me dijo al presentarnos
un amigo oficioso:
—¡Creo que en alguna parte
he visto a usted! ¡Ah, bobos,
que sois de los salones
comadres de buen tono,
y andabais allí a caza
de galantes embrollos:
qué historia habéis perdido,
qué manjar tan sabroso
para ser devorado
sotto voce en un coro
detrás del abanico
de plumas y de oro...!  


Discreta y casta luna,
copudos y altos olmos,
paredes de su casa,
umbrales de su pórtico,
callad, y que el secreto
no salga de vosotros.
Callad, que por mi parte
yo lo he olvidado todo;
y ella... ella, no hay máscara
semejante a su rostro.

Vicente Monera ha convertido en canciones otras Rimas de Bécquer, como la LIII, (la que vosotros debéis comentar):


Este último poema también ha sido musicado por otros artistas como Nacha Guevara


o Alberto Cortez


Aquí tenéis una versión recitada de este mismo poema (y os recuerdo que en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes podéis escucharlas recitadas todas

Pues bien, esta propuesta concurso puede tener tantos ganadores como queráis.

Sólo tenéis que aprenderos tres Rimas de más de cinco versos (las de menos cuentan como una rima sola; es decir, podéis aprenderos dos de cuatro versos y dos de más) y recitarlas en clase (tranquilos: de una forma sencilla y correcta, no hacen falta "recitados teatrales" si no queréis) .

Según lo que hayáis aprendido y cómo lo hagáis, os subiré la nota de evaluación hasta un máximo de 0,5 puntos.

Pueden ser cualquiera de las LXXXIX rimas (es decir, no tienen por qué estar incluidas en la edición de Vicens-Vives; las podéis encontrar todas en Internet, por ejemplo, en esta página), y por supuesto, andar escogiendo y rebuscando las rimas más cortas puntuará bastante menos que escoger las que realmente os gusten y recitarlas bien. Podéis además buscar alguna música de fondo, o imágenes para proyectar mientras recitáis (es solo una sugerencia; si no queréis, no es necesario).

Yo valoraré todo., pero muy especialmente el esfuerzo y el intento de hacerlo bien (y bonito, si puede ser).

¡Espero que os animéis!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...